Sistemas

CES 2012: la televisión inteligente se lleva todo el protagonismo

Publicidad

Esta pasada semana tuve el gran placer de poder asistir en vivo a uno de los eventos clave para el mercado tecnológico: la feria norteamericana Consumer Electronics Show, que se celebra cada año a principios de enero en Las Vegas.

El CES es una buena oportunidad para captar tendencias de la industria de cara a los próximos meses y años. Si bien el año pasado, y a mi entender, el CES se pudo resumir en la presentación de una serie de gádgets con especial preeminencia hacia la televisión conectada, inteligente o smart TV (por su denominación anglosajona), este año la colección de gádgets viene acompañada de un cambio de filosofía para el consumidor: de una serie de dispositivos de mediana/gran potencia, pasaremos a tener electrónica, conectividad e "inteligencia" presentes en todos los aparatos de nuestra vida cotidiana (entendiendo inteligencia como la capacidad de ejecutar un sistema operativo y aplicaciones).

Publicidad

Pese a que los televisores han seguido acaparando buena parte del interés mediático, los relojes con funcionalidades añadidas y capacidad para conectarse a nuestros smartphones han ganado mucho terreno, y un monográfico de la feria dedicado a temas de salud nos ha dejado ver que los campos en los que se espera mayor crecimiento del uso de nuevas tecnologías son este junto al deporte y al entretenimiento e información en automóviles (lo que se conoce también como infotainment o IVI).

En cuanto a plataformas para televisión, lo que pierde Google TV lo gana Android. Esto, aunque parezca una contradicción, tiene una fácil explicación: los fabricantes se decantan más por incluir plataformas propias basadas en el sistema operativo libre de la compañía del buscador, que no en utilizar la que esta les proporciona específicamente para televisores, incluidos en este pack la tienda de aplicaciones (que cada uno personaliza a su gusto e incluye lo que le parece) y los servicios de contenidos a la carta.

El punto y aparte a este maremágnum de televisores lo puso Intel. La multinacional californiana se llevó buena parte del impacto mediático con la presentación de sus ultrabooks y el anuncio de su entrada en el campo de los microchips para smartphones y tablets. Los que tuvimos la suerte de poder pasar por su stand para comprobar el rendimiento de los smartphones de referencia basados en sus chips y el sistema Android, pudimos ver máquinas excelentes, especialmente en lo que respecta a fuerza bruta de cálculo. La multinacional californiana también insistió especialmente en el consumo de batería de sus gádgets.

El resumen de este CES es, para mi, fácil y rápido: vamos a tener electrónica de consumo hasta en la sopa.



Por Guillem el mes de enero del 2012

Historias relacionadas

Volver al inicio