Sistemas

El iPad vetado en Israel


Si el iPad empezó su andadura con la polémica que conlleva cualquier nuevo lanzamiento (que si es tan revolucionario como dicen, que si no incluye soporte para Flash...), ahora que ya ha empezado a caminar de forma explosiva aunque solo en los Estados Unidos, sigue envuelto por la polémica.

Israel ha prohibido oficialmente que entren iPads en su territorio. La excusa ha sido que el nuevo dispositivo de Apple dispone de una tarjeta WiFi que emite con una potencia fuera de lo habitual, y que podría interferir con otros dispositivos inalámbricos. No pocos creen que esta es una verdadera excusa de lo que realmente se esconde tras la prohibición o, como mínimo, sirve para maquillar el verdadero motivo.

Algunos afirman que las frecuencias interferidas podrían ser militares; no sería raro: Israel vive prácticamente levantado en armas desde su creación en 1948, y según tengo entendido -por amigos y conocidos que han viajado allí- la presencia militar es constante en las calles, y no hay que ir a buscarla a la franja de Gaza o a Cisjordania. Cualquier calle de Tel-Aviv o cualquier pueblo aloja a soldados que patrullan. En dicho escenario, las comunicaciones son algo primordial, y más en la guerra moderna, por lo que el iPad podría suponer un inconveniente... o incluso ser utilizado por el enemigo.

También se ha aludido a una causa económica: iDigital, la compañía que importa el iPad a Israel, tendría buenas conexiones políticas (he leído en algún medio, aunque no puedo confirmar la información, de un hijo del presidente del País, Shimon Peres), con las cuales estaría bloqueando la importación paralela del nuevo gádget de Apple, algo que acostumbra a pasar cuando un nuevo y deseable dispositivo electrónico sale a la calle.

Aquellos poseedores de un iPad que visiten Israel se encontrarán con la desagradable sorpresa de que el aparato les es incautado en la aduana, y guardado con cargo a sus expensas.

Al acercarse la normativa israelí a la europea, se rumorea que este puede ser el motivo del retraso en el lanzamiento internacional del iPad: en Cupertino podrían querer disponer de tiempo para modificar la WiFi de su nuevo gádget para adaptarlo a la normativa europea antes que enfrentarse a un veto en el viejo continente.



Por Guillem el mes de abril del 2010

Historias relacionadas

Volver al inicio