Sistemas

Nokia se zambulle en el mercado de los netbooks


Nokia-Booklet-3G-openEstos días, el fabricante finlandés de electrónica Nokia, compañía conocida mundialmente por sus teléfonos móviles y smartphones, ha anunciado su entrada por la puerta grande en el mundo de la informática con un netbook de altas prestaciones, un movimiento que hacía mucho tiempo que se esperaba. El aparato apenas ha sido anunciado oficialmente, y aún queda pendiente conocer más detalles como la fecha de puesta a la venta y si montará la nueva plataforma Pineview, el futuro de los procesadores Atom de Intel.

Y digo esto de la plataforma Pineview porque una de las funcionalidades que más se ha destacado de este aparato es la reproducción de vídeo en alta definición (HD), una funcionalidad que no disponen de forma nativa los actuales procesadores Atom pero que sí tendrá Pineview. Está claro que esto también se podría conseguir añadiendo un acelerador gráfico a una máquina basada en la actual generación de microprocesadores para netbooks de la californiana Intel, pero la fecha de salida prevista para Pineview (último trimestre de este año 2009) hace pensar que en Nokia ya podrían haber trabajado con una versión de test para completar su aparato, a la espera de los chips definitivos por empezar a producirlo en serie.

En el apartado de conectividad, el netbook finlandés contará con los habituales Bluetooth y WiFi y con una sorpresa añadida que hará las delicias de los que necesitan estar “always on” (siempre conectados a la Red): un módulo para insertar una SIM de teléfono móvil “en caliente” (cuando la computadora está en pleno funcionamiento) y conectarse a Internet con la línea de datos a través de 3G o HSDPA. Es curioso que hasta hoy, pocos son los modelos de computadora que llevan este dispositivo incorporado, y la mayoría lo tienen dentro, lo que obliga a parar la computadora y desmontar una parte de ella para cambiar la SIM. Y de netbooks, aún menos...

El nombre del aparato será Booklet 3G, y además de cuanto he comentado, incluirá también una pantalla de 10 pulgadas, un lector de tarjetas SD y una salida HDMI, de forma que podremos conectar la máquina a un monitor externo y emplearlo como reproductor de vídeo de alta definición. Punto y aparte merece el armazón que envolverá este primer salto de Nokia al campo informático desde que a principios de la década de los ochenta hizo una intentona sin mucho éxito. Esta bien podría firmarlo la misma Apple por el diseño y el material empleado, el aluminio.

En el apartado del software, el netbook de Nokia montará el futuro Windows 7, al que le quedan unos dos meses para ver la luz, y naturalmente los servicios online OVI con los que el fabricante finlandés espera posicionarse como algo más que un productor de hardware.

Ahora queda por saber como será recibido este netbook por los usuarios, y si será el principio de una zaga de varios aparatos que vendrán a lo largo de los próximos meses y años, e incluso de una punta de lanza para atacar otros sectores de la informática, o bien si será la flor de un día y que solo unos pocos modelos diferentes de netbook adornarán el catálogo de Nokia.

A mi parecer, lo que debería haber hecho Nokia es diferenciar aún más su oferta del resto de los fabricantes de netbooks, y empequeñecer mucho más su aparato hasta aproximarlo a los Sony Vaio de la serie P (que la compañía japonesa nunca ha reconocido como netbooks) pero manteniendo un precio inferior al de esta elitista serie, ya que así explotaría un nicho de mercado más concreto a pesar de que con unas posibilidades generalistas muchos más grandes y con muchas posibilidades de triunfar.



Por Guillem el mes de septiembre del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio