Sistemas

A ver qué hay... gaseosas, cigarrillos... no, mejor una memoria


Llegaron las máquinas expendedoras de memorias, y... algún día tenía que suceder: el ser humano confía cada vez más en los medios informáticos para guardar sus memorias, y entonces no resulta extraño que existan máquinas que vendan memorias de manera informal, fácil, sencilla, rápida.

Entonces, en vez de esperar que los negocios abran, podremos ir a una esquina donde la querida máquina expendedora nos podrá brindar, a cambio de unos billetes, memorias informáticas para dispositivos USB, etc.

Ya existen en la ciudad de Londres, más exactamente en el Aeropuerto de Gatwick (el segundo más importante del Reino Unido ), por lo cual allí se pueden adquirir memorias de marca Kingston, del mimo modo en que se compran otras cosas en las máquinas: ingresamos una libras, seleccionamos el producto, y luego lo recogemos desde donde ha salido.

En realidad, esto no es nada nuevo, hace un tiempo se venden elementos tecnológicos complementarios para celulares, cámaras de foto o iPods.

Más información:

http://eu.visitlondon.com/fl/es/travel/gatwick.html



Por Marcos el mes de abril del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio