Sistemas

Todo empezó con la Web


Todo

empezó con la Web

Autora: MsC. María del Pilar Herrera Puerta

Dirección de Marketing y Comunicación, GiGA, prestigiosa revista

de tecnología de Cuba amiga de MM.

Web: http://www.copextel.com.cu

-----------------------------

Introducción

-------------------------------------------

Si

vamos a hablar de la llegada del Marketing a la red, y su impresionante desarrollo

en los últimos diez años, lo primero que puedo decirles es que todo empezó con

la Web… Tim Berners–Lee a principios de los años 90 del siglo pasado creó el

medio de comunicación de masas del futuro.

Fue

un proyecto desarrollado desde el Laboratorio Europeo de Física de las

Partículas (CERN) por este científico londinense al que la Humanidad

tiene mucho que agradecer. No inventó Internet, la PC, ni el hipertexto,

ni el correo electrónico y tampoco el ratón. Sin embargo, fue

el responsable de poner en marcha la World Wide Web, un invento que hizo realmente

útiles a todos los demás.

Índice

de Contenidos del Informe

Basta

revisar un poco de historia para comprender que no es precisamente una casualidad

que en octubre y diciembre de 2004 se haya celebrado el décimo aniversario

de la publicación del primer material promocional en la gran red y la

fundación del consorcio World Wide Web (W3C).

Aunque

la explosión fue casi inmediata, siempre tiene que existir un principio,

y en este caso fueron los ejecutivos de HotWired los protagonistas que el 27

de octubre de 1994 se aventuraron a pagar el primer cintillo que se publicó

en Internet, cuando aún era un medio observado con reserva y muchos se

inclinaban a favor de que no pasaría de ser una moda pasajera o un espacio

para los solitarios, los inadaptados sociales y los tecnocerebros.

Pero

la vida no los defraudó, a mediados de 1995, el furor por Internet estaba en

plena efervescencia. En las portadas de Time Newsweek, Wall Street Journal y

USA Today, se anunciaba una nueva era. No había línea en la que no se leyera

alguna metáfora sobre la superautopista de la información. Ya no se trataba

de ser vanguardista en la moda, sino de lo que significaba estar a la zaga y

quedar fuera del juego. Un juego que sin duda llegó para quedarse. A finales

de 1998 estaban conectados a Internet unos 148 millones de ordenadores, cifra

que hoy ya se ha multiplicado y sigue creciendo.



Por Sistemas el mes de marzo del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio