Sistemas

Diez consejos útiles en el uso de etiquetas RFID Inteligentes


Diez consejos útiles en el uso de etiquetas RFID Inteligentes

Luego de la ratificación por parte del consorcio EPCglobal del nuevo protocolo Class 1 Generation 2 (Gen 2) para identificación por radiofrecuencia (RFID), más compañías se plantearán seriamente la adopción de la tecnología RFID en la cadena de suministro. Zebra Technologies comparte los siguientes consejos para ayudar a las compañías a optimizar la impresión y codificación de etiquetas RFID "inteligentes":

1. Seleccione el tipo adecuado de tarjeta para su impresora-codificadora. Elegir el tipo de tarjeta y consumible que se corresponda con su impresora/codificadora y su aplicación es esencial para conseguir un rendimiento óptimo de las etiquetas RFID inteligentes. Las tasas de transmisión de datos, la memoria, el diseño de la antena y la capacidad de escritura son aspectos que deben ser evaluados para garantizar el buen funcionamiento de la tarjeta. Consulte a su proveedor de aplicaciones para que le indique qué tarjetas funcionan mejor con sus productos.

2. Realice pruebas preliminares con pequeños lotes de etiquetas RFID antes de comprar grandes cantidades – Es importante que el convertidor de etiquetas obtenga las especificaciones de colocación del transmisor del fabricante de la impresora-codificadora antes de producir etiquetas inteligentes para su aplicación. Haga pruebas exhaustivas con muestras o pequeños lotes para asegurarse de que las etiquetas cumplen con su especificación – y funcionan en su aplicación- antes de hacer un pedido voluminoso.

3. Almacene las etiquetas RFID a la temperatura adecuada – Las etiquetas RFID deben almacenarse a una temperatura de entre 15,5 y 95 grados centígrados y en condiciones ambientales estables. Se debe limitar la exposición a descargas electroestáticas, ya que pueden afectar al rendimiento. En los ambientes con bajos niveles de humedad, puede ser necesario el uso de colchonetas o prendas antiestáticas para reducir las descargas electrostáticas.

4. Forme a sus empleados para que la impresión de las etiquetas sea óptima—Capacitar a su personal sobre las configuraciones opcionales de la impresora-codificadora, sus funciones y los requisitos especiales de la tecnología RFID en su entorno de trabajo concreto ayudará a reducir los errores potenciales a la hora de imprimir etiquetas RFID.

5. Calibre la impresora/codificadora para asegurarse de que programa las tarjetas con precisión – Es importante que la impresora-codificadora almacene las medidas correctas de los extremos (o distancia entre etiquetas) antes de codificar los soportes de las etiquetas RFID inteligentes. Las impresoras-codificadoras con función de autocalibración pueden ayudar a optimizar esta operación.

6. Evite consumibles en láminas o bases metálicas – Como el metal refleja las señales de radiofrecuencia y es una de las principales fuentes de interferencias para los dispositivos RFID, se deben evitar siempre que sea posible. Las etiquetas con tintas metálicas puede impedir el correcto funcionamiento de la codificación y pueden limitar notablemente la distancia de lectura.

7. Cuidado con los líquidos – El agua u otros líquidos también obstaculizan el rendimiento de los sistemas RFID. Los líquidos pueden absorber las señales de radiofrecuencia y, por lo tanto, limitar la distancia o impedir las operaciones de lectura/escritura de las tarjetas.

8. Mantenga los equipos RFID separados – Pueden producirse interferencias si los equipos de radiofrecuencia están demasiado juntos. Deje suficiente espacio entre la impresora-codificadora y otros productos de radiofrecuencia que compartan el mismo ancho de banda, como antenas, lectores, redes de área local inalámbricas o incluso otras impresoras-codificadoras.

9. Utilice programas de administración de impresoras para alertar sobre problemas persistentes – Si el equipo funciona correctamente, la codificación y la impresión se completan en una única pasada por la impresora-codificadora. Sin embargo, no es infrecuente que una incrustación no se codifique al primer intento. Si los errores persisten, puede que el problema sea mayor. Incorporar una aplicación potente de administración de impresoras y servidores de impresión en su estructura RFID proporciona alertas que pueden hacer que los problemas leves no vayan a mayores.

10. Coloque las etiquetas inteligentes en una posición óptima de lectura en las cajas y palets – En un proceso totalmente automatizado, la colocación de la etiqueta inteligente es esencial para garantizar que las cajas se lean con precisión y coherencia. Realice pruebas de colocación de las etiquetas con los lectores existentes para identificar dónde deben adherirse las etiquetas en las cajas y conseguir las más altas velocidades de lectura.



Por Sistemas el mes de diciembre del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio