Sistemas

Abrir archivos .ai sin tener Adobe Illustrator


Aunque con la 'estandarización' de los formatos de fichero utilizados en sistemas microinformáticos, cada vez he sufrido menos el problema de no poder abrir un archivo que me ha proporcionado otra persona, todavía quedan algunos formatos cuyos programas son específicos de un determinado sector o bien de una plataforma software concreta.

Uno de estos casos es Adobe Illustrator, muy utilizado entre los profesionales del diseño pero bastante más desconocido entre el público usuario final.

Su formato de fichero de imagen vectorial, el .ai, no puede ser abierto por una aplicación libre y gratuita como, por ejemplo, The GIMP. Por lo tanto, hay que contar con una solución intermedia que nos permita poder abrir el fichero, guardarlo con otro formato distinto que sí puedan leer tanto GIMP como el resto de aplicaciones de retoque de imágenes y diseño, y luego abrirlo con el software que prefiramos para trabajar.

Esta aplicación que nos funcionará como puente es Inkscape, un editor de gráficos en formato vectorial que, efectivamente, disfruta de compatibilidad con el formato .ai desde el momento de su instalación.

Al ser libre y gratuito, podemos descargarnos Inkscape desde su sitio web para diversas plataformas (Windows, Mac OS X, y GNU/Linux), así como lo tendremos disponible desde los repositorios de algunos sistemas como el GNU/Linux Ubuntu.

Una vez lo tengamos instalado (un proceso trivial que se puede resolver con uno o unos pocos clics dependiendo de la plataforma software que tengamos instalada en nuestra computadora), solamente tendremos que abrir el menú Archivo, opción Guardar como y seleccionar el formato más conveniente:

Seleccionaremos esta opción para exportar nuestra imagen vectorial a un formato sobre el que podamos trabajar cómodamente con el software de nuestra elección

Seleccionaremos esta opción para exportar nuestra imagen vectorial a un formato sobre el que podamos trabajar cómodamente con el software de nuestra elección

Para la mayoría de los casos recomiendo el .SVG

Para la mayoría de los casos recomiendo el .SVG

Personalmente, siempre recomiendo que si se quiere trabajar una imagen vectorial con The GIMP (uno de los programas de retoque fotográficos que están más a la altura del célebre Photoshop), se guarde en formato SVG.

Una vez guardada la imagen en el nuevo formato, ya solo quedará abrirla sin tener que realizar ningún paso más, desde otra aplicación.

Si lo que queremos es exportar el archivo vectorial directamente a una imagen que podamos incrustar en un sitio web o documento, desde el mismo Inkscape podemos exportar el archivo vectorial .ai a formato de mapa de bits (bitmap) PNG.

Opción que deberemos pulsar para guardar la imagen en un formato  utilizable en la web y en un procesador de textos

Opción que deberemos pulsar para guardar la imagen en un formato utilizable en la web y en un procesador de textos

Para ello, en el menú Archivo pulsaremos sobre la opción de menú Exportar bitmap que nos abrirá un cuadro de diálogo mediante el cual podremos seleccionar las opciones del fichero de mapa de bits resultant como, por ejemplo, el tamaño.

Parámetros de la imagen a guardar

Parámetros de la imagen a guardar

Finalmente, le indicaremos una carpeta de destino y un nombre defichero, y ya podremos guardar la imagen en formato .PNG .

De esta forma, y sin tener que aprender a utilizar un programa de retoque de imágenes vectoriales como es Inkscape, podemos trabajar con ficheros de Adobe Illustrator.



Por Guillem el mes de junio del 2014

Historias relacionadas

Volver al inicio