Sistemas

Mejorar la Seguridad en la Nube (Dropbox, Google Drive, iCloud...)


serveis_cloud_499

El éxito de servicios de almacenamiento remoto de ficheros como Dropbox o Google Drive, han hecho que muchos de nosotros tengamos documentación (en algunos casos, incluso vital o comprometida) alojada en servidores conectados a Internet, lo que hace que esté 24 horas al día, 365 días al año sujeta a la posibilidad de ser robada por cibercriminales.

A ver, ahora no nos pongamos nerviosos, pues afirmar esto no es diferente a decir que nuestras casa están expuestas a los ladrones durante todos los días del año, simplemente, porque se puede llegar a ellas, lo cual es cierto.

Si bien esto no quiere decir que necesariamente vayamos a ser víctimas de un robo de información, siempre es conveniente proteger al máximo posible nuestros datos en las cuentas de la nube que tengamos dadas de alta.

La primera medida que podemos tomar es no tener nada online que no sea imprescindible que compartamos o que debamos acceder desde cualquier parte del mundo. Dicho de otra forma, si no tenemos motivo para ponerlo online, no lo pongamos ahí.

Obviamente, cuanto menos datos íntimos tengamos alojados, mejor. Las fotografías íntimas en momentos “delicados” no solamente se las roban a actrices y modelos famosas. Existen un cierto número de páginas web que ganan dinero vendiendo pornografía “amateur” que, en muchos casos, consiste en vídeos robados a comunes mortales, ya sea por ataques de cibercriminales, así como por amigos y conocidos que han tenido acceso a la computadora o celular de la víctima, o incluso en servicios técnicos informáticos en los que alguno de sus trabajadores tiene poca ética.

Si debemos tener obligatoriamente ciertos datos en la nube, tenemos que protegerlos bien. El primer paso es una buena contraseña, robusta y que reúna las siguientes condiciones:

- Que no contenga ninguna palabra coherente

- Mezclar números y letras

- Mayúsculas y minúsculas

- En los sistemas en los que sea posible, utilizar símbolos

- No pensar en nombres de mascotas, amigos o familiares, ni que sea con pequeñas variaciones, ni en lugares. NADA de palabras coherentes

Ejemplos de malas contraseñas serían:

Natalia123

yo_soy_un_semidios

esternocleidomastoideo

Ejemplos de buenas contraseñas serían:

5tFs$78j9_l27

subter591_-”fg67

(y no, evidentemente no utilicen estas mismas que acabo de escribir para proteger sus datos, ya están comprometidas solo por haberlas publicado aquí)

En la medida de lo posible, encriptar los datos almacenados, lo que quiere decir pasarlos por algún software específico. Se sale del objetivo de este artículo, pero hay muchos programas en Internet que lo permiten.

Finalmente, no confiemos a ciegas en nuestro proveedor de servicios de almacenamiento cloud. Incluso si hacen su trabajo lo mejor que pueden y son muy competentes en ello, los “malos”, los cibercriminales, pueden acabar accediendo a nuestros datos porque, recuerda, ellos no atienden a reglas.

Entonces, lo mejor es tener copia de seguridad de nuestros datos. Puede hacerse online (y mejor guardarlos también encriptados) o en otra cuenta cloud como ya expliqué en su día.



Por Guillem el mes de octubre del 2014

Historias relacionadas

Volver al inicio