Sistemas

Perdiendo privacidad en las oficinas


Gracias a un desarrollo de la firma Hitachi, el efecto "Gran Hermano" (por el conocido programa de TV) se extiende potencialmente a las oficinas.

Este sistema lleva un monitoreo de las comunicaciones entre los trabajadores de una empresa o cualquier tipo de institución que lo implemente: con quiénes hablan, a quienes ignoran, durante cuánto tiempo se establecen las comunicaciones, etc.

Lo "loco" es que no estamos hablando de comunicaciones vía telefónica, por chat, celular, mail u otro tipo de transmisiones, sino de comunicaciones de persona a persona, cara a cara.

Lógicamente Hitachi ya realizó una experiencia piloto, en la cual se convocó a 37 trabajadores, de la cual se desprendió un dato interesante: cuando hubo un problema en el desarrollo de un proyecto eso se notó en los gráficos estadísticos porque los gerentes interactuaron menos.

Mediante sensores con etiquetas identificativas cada trabajador es monitorizado, por lo cual se sabrá con quién habla, durante cuánto tiempo y a quién ignora; todo esto esta justificado teóricamente bajo la idea de reconocer problemas en las relaciones laborales.

Hasta donde se sabe, los sensores comienzan a medir el tiempo de la comunicación cuando reconocen la información de localización, asumiendo que se está conversando. Todos esos datos serán transmitidos a un servidor central para examinarlos y lograr gráficos estadísticos.

Así se pueden generar distintos histogramas referidos a grupos o personas individuales, interpretándose del siguiente modo: los que menos hablan estarán en la base del gráfico y los que más hablan tenderán a estar más arriba.

Más información:

http://www.20minutos.es/noticia/ 251828/0/gran/hermano/oficinas/



Por Marcos el mes de junio del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio