Sistemas

El CD de audio suena peor que antes, ¿por qué?: Segunda Parte


Dado el interés que despertó la primer parte del informe [1] sobre la decadencia que alcanzó la calidad sonora en -quizá- la mayoría de las canciones que se venden hoy en día en el mercado de música popular (ya sea en formato de CD, DVD, MP3, AAC, etc.), decidí realizar una segunda parte comentando otras cuestiones del fenómeno y ampliando un tanto más la información al respecto.

Recordemos que, básicamente, la clave está en la "Guerra del volumen" librada entre diferentes discográficas para aplastar la cabeza de los competidores, pero como la máxima amplitud de un CD es imposible de ser extendida (tiene un límite físico de volumen en cero decibeles), se debe recurrir a métodos de compresión y limitación de la forma de onda sonora, esto es: quitarle dinámica a la onda de sonido para llevar sus partes más tenues a un volumen más alto, y a la vez "achatar" los picos de la forma de onda sobre ese límite de cero decibeles.

Utilizaré unas imágenes para que esto último pueda ser comprendido de mejor manera.

En la primera figura (http://www.musix.org.ar/wiki/index.php?title=BomboMasterizado) vemos un sonido de bombo de batería que aún no ha sido comprimido ni procesado con ningún tipo de efecto digital (salvo una normalización de volumen) o analógico, es decir que conserva toda la dinámica original. Verán la forma de onda dibujada en azul sobre un fondo gris, en el editor de audio Software Libre Audacity.

Notemos que el pico de volumen alcanzado por el bombo se encuentra antes de los 10 milisegundos (la regla de tiempo ubicada encima de la forma de onda nos sirve para ubicarnos): ese pico es de 0 decibeles porque hemos normalizado el volumen, es decir, lo hemos amplificado sin que traspase la barrera digital de los 0 decibeles (nunca podría pasarla, pero ahora explicaremos qué se hace para lograr más volumen).

Dado que es imposible subir el volumen de ese bombo, porque el pico ya alcanzó los 0 decibeles, y dado que queremos que nuestro bombo suene tan fuerte como el de un competidor musical, no tendremos otra opción que modificar esa forma de onda, tendremos que subir el volumen comprimiendo los picos, con lo cual el sonido original nunca volverá a ser el mismo, perderá características esenciales. Pero aún así, la industria nos presiona (supongamos), entonces decidimos realizar un proceso de masterización agresivo, durante el cual el sonido pasará por ecualizadores, limitadores y compresores, hasta lograr el objetivo deseado: máximo volumen posible, impacto.

En la figura 2 podemos observar un bombo que ha sido pasado por ese proceso de masterización agresivo: veremos que las formas de onda que antes eran medianas o suaves (sobre todo las cercanas a los 20ms), ahora poseen un volumen que casi toca los 0 decibeles, y que el pico al cual había llegado el bombo sin masterizar, ha sido comprimido; es más, ahora hay unos cuantos picos máximos de volumen (antes era sólo uno) llegando casi a 0 decibeles.

En fin, los dejo hasta la tercer parte de este informe, en la cual pretendo dar ejemplos auditivos concretos (mencionaré los nombres de las obras, dado que incluir los ejemplos en sí haría que violara copyrights) sobre canciones de músicos reconocidos, como por ejemplo McCartney, comparando las viejas obras de los años 70, 80 y 90, con las posteriores al año 2000; y hablaré un poco sobre RMS (Root Mean Square) power... cuiden sus oídos (en serio).

Más información:

[1] El CD de audio suena peor que antes, ¿por qué?: Primera parte

El CD de audio suena peor que antes, ¿por qué?

Ejemplos visuales:

http://www.musix.org.ar/wiki/index.php?title=BomboMasterizado



Por Marcos el mes de agosto del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio