Sistemas

El Blog como una forma de salir del anonimato


¿Qué tal si llevás una vida un tanto monótona, si el hastío te envuelve y la fortuna no se encuentra a la vuelta de la esquina? Parece el slogan de alguna mala publicidad, pero voy a que la vida de una cajera de supermercado puede ser muy interesante para un gran número de personas si es relatada creativa y personalmente en un BLOG. Para quienes recién llegan al mundo de Internet, un BLOG es un sitio web que nos permite publicar (generalmente de modo gratuito) artículos ordenados en el tiempo. Así, existen BLOGs de todo tipo: empresariales, personales, estatales, tecnológicos, ecológicos, etc., formando lo que se conoce como “blogósfera”: una especie de atmósfera literaria, fotográfica y fílmica que va retratando los tiempos que corren.

A su vez, los Blogs posibilitan a sus lectores dejar comentarios en cada artículo o “post”, o crear páginas estáticas, entre otras cosas. Pensemos en un Blog como en un sitio web con muchas posibilidades, no como en algo de 4º categoría. Ejemplos de buenos sitios para crear blogs lo son www.wordpress.com o www.blogger.com (recomiendo el primero porque es software libre).

La noticia de hoy nos cuenta que una joven francesa llamada Anna Sam, cajera de supermercado en Rennes se ha hecho famosa, siendo objeto de reportajes y entrevistas gracias a su Blog titulado “Cajera sin futuro”, habiendo recibido unas 120 mil visitas.

Anna comenzó a escribir su diario web personal durante el mes de abril de 2007 un día en el cual, sintiéndose harta de su trabajo, se cansó de escuchar la frase de los clientes del supermercado: "debes  estudiar.  Si no, acabarás como esta mujer". Lo gracioso es que ella posee un diploma universitario en letras.

Así, tomando el verbo aprendido como herramienta, Anna Sam se convirtió de a poco en una especie de representante de las 170 mil cajeras de supermercado del país. ¿Las anécdotas? Bueno, no son nada vertiginosas, pero en sus páginas podremos leer sobre sucesos como por ejemplo insultos recibidos por un cliente al quedarse ella sin bolas de plástico, o la expresión de sorpresa que expresa su rostro cuando suena la alarma porque alguien ha intentado robar algo... o cosas más jugosas como peleas entre parejas acerca de ¿quién paga esto?.

Ya llevaba en el empleo unos ocho años y según ella esto le había provocado una tendinitis, por lo cual a la luz del suceso decidió abandonarlo e inscribirse en las listas de gente que busca trabajo. Al fin la suerte parece haber llegado para Sam: un editor de París quiere llevar a la imprenta sus experiencias narradas en el Blog.

Este es un ejemplo más sobre la forma en que las nuevas tecnologías expanden la libertad de expresión, brindando más posibilidades a un sinnúmero de personas. Aún así, no debemos dejarnos encandilar por los “espejitos de colores”: existen quizá unas “169.999” cajeras de supermercado en Francia pasando malos momentos, y eso no lo resolverán Internet y los blogs.



Por Marcos el mes de enero del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio