Sistemas

Música gratis y legal online gracias a CBS


¿No era que la música en Internet suponía vivir en la ilegalidad, no era que se acaba el mundo mercado de la música para siempre, que los artistas terminarían en la calle como vagabundos, que se fundiría todo el negocio, que se vendría el apocalipsis ahora mismo, los sellos cerraría en su totalidad, etc?

Tal parece que antes de eso (o quizá todo es no ocurra) las compañías de multimedios se han decidido a aceptar la sociedad de redes como un hecho que llegó para quedarse y, no sólo eso, sino que puede ser visto como un espacio amigable y rentable.

CBS puso en línea la primer plataforma que permite escuchar música producida por grandes sellos discográficos de manera gratuita en Internet. Si bien ya existían numerosos sitios como por ejemplo Purevolume dedicados a hacer algo similar, estos se dedicaban a los artistas independientes.

Hace algunos años el músico David Bowie en una declaración futurista dijo que en el porvenir tendríamos una lista de temas disponibles desde Internet y que simplemente reproduciríamos la canción que quisiéramos, todo de forma legal. En ese momento su visión del futuro parecía futurista y bastante lógica, hoy es la realidad misma.

3.5 millones de canciones están disponibles desde el sitio de CBS "Last.fm", quien logró llegar a acuerdos con Universal Music Group, Sony/BMG, Warner y EMI (las principales discográficas del mudno), y con otros sellos y artistas independientes. ¿Pero qué ganan a cambio? Ingresos por publicidad.

    

Actualmente Last.fm es la plataforma de música gratuita por Internet más grande del mercado. ¿Cuáles son los límites? Por ahora, no podremos reproducir las canciones más de 3 veces (algo que realmente da risa), luego de lo cual seremos conducidos a un sitio de venta de canciones mediante descargas, como por ejemplo iTunes, pudiendo comprar el tema para escucharlo cuantas veces sea.

Aún no me imagino cómo harán para evitar que los usuarios aprendan a grabar las canciones mientras las escuchan, pero, sea como fuere, este es un gran avance para la liberación del patrimonio cultural de un modo cada vez más masivo.

Los artistas independientes que brinden su música por Last.fm  podrán quedarse con una parte de los ingresos publicitarios: 20 millones de consumidores alrededore del mundo representan una audiencia nada despreciable.



Por Marcos el mes de enero del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio