Sistemas

Google Health (Google Salud)


El oráculo del siglo XXI parece haber recibido lecciones de anatomía y otras materias, luego de lo cual decidió lanzar Google Health (Google Salud)... ¿quizá esta carrera no contenía en sus planes de estudio lo referente a la ética?

La posibilidad de que las personas guarden sus historiales médicos en un servidor remoto de Google generó gran controversia, dado que no está muy en claro cómo se manejará esta información y con qué fin por parte de la empresa estadounidense.

Cuando los medios hablan de "archivar información en la red", tenemos que tener bien presente que esa red puede no ser confiable. Uno puede confiar en un médico que conoce, en un hospital que conoce porque alguien le ha hablado bien de tales personas o instituciones, porque son de su ciudad, provincia, país, etc., porque forman parte de su cultura y por varios motivos confía en que serán responsables de sus actos.

¿Pero cómo confiar un algo despersonalizado que flota en una red informática mundial?

    

El discurso de Google al respecto tiene que ver con decir que ahora los pacientes podrán tener el control sobre su historia médica, pudiendo consultarlo desde cualquier lugar del mundo, acelerando quizá tratamientos y trámites.

Todo el discurso está cimentado en decir que el usuario tendrá el control, cuando en verdad, la lógica más básica nos dice que si estos datos están en poder de una institución de Internet, pueden ser controlados por cualquier ente que tenga acceso a la misma, y sobre todo por la empresa en sí. Por eso cuando la vicepresidenta de Search Products de Google, Marissa Mayer, se pregunta si no es una locura que la mayoría de nosotros no hayamos visto jamás nuestra historia médica o si no es una locura que no tengamos una copia para nosotros bajo nuestro control, el argumento es poco sólido.

    

Por ahora este "servicio" no será patrocinado, es decir que al lado de nuestra radiografía de columna vertebral no aparecerá un anuncio diciendo algo así como "adquiera su nueva costilla en carnicería La vaca voladora". ¿Pero entonces dónde está el negocio?

En materia de argumentos, Google vuelve a esgrimir algo poco sólido: el negocio está en que este "servicio" ayudará a que entre más gente a otras páginas de Google. Por lo pronto, importantes empresas farmacéuticas se han subido al tren de la monopolización de la información: Longs Drugs, Walgreens o Quest Diagnostics.



Por Marcos el mes de mayo del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio