Sistemas

La crisis político-económica Argentina y el negocio del Software


En Infobaeprofesional se publicó un interesante artículo en el cual se realiza una entrevista a Miguel A. Calello, el hombre partner de Microsoft que preside la CESSI (la mayor cámara empresarial del software). El artículo se pregunta si la industria de software del país es inmune a la crisis.

Para quienes no viven en el país argentino y no se han enterado del problema político-económico que sufre la población desde hace más de 3 meses, vendrá bien un resumen.

La patronal agro-exportadora obtuvo durante estos años ganancias extraordinarias debido a la devaluación del peso argentino (el dolar ronda los $3,10 actualmente) y el aumento del precio internacional de la soja como causa de la especulación internacional de capital financiero. EEUU emitió dinero para rescatar a los bancos de la quiebra por causa de la crisis inmobiliaria estadounidense, lo cual desestabilizó financieramente al mercado mundial: el dinero fue destinado en gran medida a especular en el mercado de petróleo y materias primas.

En 2002 quienes compraban petróleo y materias primas a futuro, sobre todo en calidad de alimentos, invertían durante ese año unos 13.000 millones de dólares. Pasados 6 años, en 2008 la inversión especulativa llegó a 260.000 millones de dólares, es decir, 20 veces más. Al comprar a futuro, potencialmente estos capitales acapararon la mitad de la cosecha de trigo de EEUU.

El valor extraordinario de las materias primas entonces no resulta de un proceso productivo esencialmente, y los productores argentinos quieren que todo este valor sea para ellos. El gobierno les puso un tope con las retenciones, especies de impuestos a la exportación. La patronal del campo se rebeló y salió a cortar rutas, se unieron las entidades derechistas e "izquierdistas" bajo una misma causa: no permitir que el gobierno les impida ganar menos de lo que obtenían antes de Marzo de 2008.

¿Quién paga los aumentos de precios en los alimentos? Los asalariados, es decir, los trabajadores.

Por si fuera poco, los propietarios de campos suelen invertir en propiedades en la ciudad, cosa que aumentó considerablemente el precio de los alquileres debido a la especulación inmobiliaria, es decir que se está produciendo una confiscación enorme a los bolsillos de millones de argentinos mientras el gobierno es cómplice de la especulación inmobiliaria (la pareja gobernante es en sí misma usurera), de las ganancias extraordinarias de la patronal del campo, de mantener las privatizaciones de empresas petroleras por varias décadas más, de dejar en manos extranjeras las telecomunicaciones del país y las empresas de energía eléctrica... decía, el gobierno ahora intenta calmar la crisis inflacionaria que se vive poniendo retenciones cada vez más altas a la patronal del campo.

Si el gobierno no lo hace, la inflación se va por las nubes, aún así, con retenciones y todo el problema es evidentemente internacional, por lo cual no parece tener una solución meramente local. En estos días el Congreso se encuentra debatiendo el asunto (se le ha dado lugar a la oposición política luego de manifestaciones populares pro capitalistas) y los ánimos parecen haberse calmado un tanto.

Ya entrados en contexto, en el próximo artículo veremos la relación de la crisis con la industria del software, al menos qué es lo que piensan los grandes empresarios del país argentino.



Por Marcos el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio