Sistemas

Escuelas de Arte: el software libre avanza en Chivilcoy y la zona


Cuando me llega un mail de un investigador de la Universidad Metropolitana de Manchester diciendo que Musix es el mejor sistema que encontró para realizar una experiencia de clases para personas de entre 13 a 15 años de edad, me sorprendo. Cuando me llega un mail de una ciudad de mi país diciendo que están instalando el sistema libre y que necesitan recibir información, consejos, charlas, también me sorprendo gratamente porque siento que al fin se valora el trabajo cooperativo realizado por estos lugares con colaboración internacional.

Ayer miércoles 25 de junio tres activistas del movimiento del Software Libre argentino dimos una charla en Chivilcoy y ayudamos a la gente de la Escuela de Artes Visuales y del Conservatorio de Música a instalar software libre en sus máquinas.

Chivilcoy es una ciudad de la Provincia de Buenos Aires con una población de 53.000 habitantes, a 2hs de viaje desde la capital del país.

Clima hospitalario, mate de por medio, conocimos a los trabajadores de la escuela de arte, un edificio puesto en funcionamiento encima de la terminal de ómnibus, por lo cual apenas llegué ya me encontraba casi en la escuela. Cada uno puso algo de sí para montar la charla: cañón proyector, equipo de sonido, PC, etc. Asistieron estudiantes y docentes, no sólo del nivel terciario, sino también de otros niveles de enseñanza básica gracias a una convocatoria realmente amplia por parte de los inspectores de la zona, quienes se mostraron muy permeables a las nuevas tecnologías.

¿Puede la computadora ser un instrumentos musical o gráfico? ¡Claro que sí! Si puede ser una herramienta creativa, entonces quizá ayude a mucha gente a expresarse.

El problema, tanto en Chivilcoy como en el resto de las ciudades de la Pcia. de Bs. As. a las cuales llegaron computadoras que no funcionan, es que en estos establecimientos en muchos casos no poseen una tradición en el uso de la informática aplicada al arte; otro problema es que el Ministerio de Educación, si bien entregó buen hardware, no entregó software en condiciones, por lo cual las PCs quedan en cajas hasta que alguien se decide a hacer algo... y verdaderamente hay poca gente en los pueblos que pueda instalar software de manera legal y con conocimiento de lo que se encuentra realizando.

Supongamos que desean instalar software privativo como Windows, Photoshop, Corel, Adobe Ilustrator, Nuendo, Cubase, Pro Tools, Adobe Audition, Gigastudio y otros ¿cuánto deberían pagar en licencias, quién los sabe manejar, dónde los compran? No existe.

No existe esa situación acá en el país, nadie compra esos programas, todos los copian ilegalmente y sufren las consecuencias de tener software malo y sin soporte, por tales motivos (y porque el software privativo crea una atmósfera apática y mezquina a su alrededor) los usuarios están dispersos, divididos, e impotentes frente a las herramientas tecnológicas.

Desde SOLAR, Gleducar, Musix y ALBA queremos solventar estos problemas, por lo cual cuando Pablo Romero, jefe de área del Conservatorio me convocó para dar una charla de 3hs para los docentes de arte de la zona, acepté sin ninguna duda, y de paso avisé a José Luis Di Biase y Fernando Toledo del proyecto ALBA y SOLAR para que pudieran brindar una mirada sobre ¿qué es el software? y en particular ¿qué es el software libre y por qué debería interesarnos?, así como también poder demostrar que con ALBA se puede administrar una unidad académica perfectamente.

Abrimos la charla proyectando un cortometraje libre realizado con el software para animación 3D Blender, llamado Big Buck Bunny, tanto como para romper el hielo y mostrar algo en lo cual participan diferentes disciplinas artísticas.

Me complací en ver rostros sonrientes y algunas risas.

Luego siguió la presentación de José, tan claro como siempre; posteriormente hablé unos 40 minutos sobre programas para músicos, a la vez que mostré algunos de los más sobresalientes: Solfege, Rosegarden, Hydrogen, Ardour, presenté las características particulares de los sistemas operativos libres GNU/Linux a través de Musix, espacios de trabajo, diferentes escritorios, cómo es un sistema de árbol de directorios, qué carpetas son las más importantes para el usuario (y qué es un usuario root y uno sin privilegios de administración), dónde se guardan "mis documentos" (/home/usuario), dónde están los dispositivos de almacenamiento (/mnt o /media), ventajas por no presentar problemas con virus informáticos, estabilidad, facilidad en materia de mantenimiento y ese tipo de cuestiones.

Hubo varias preguntas en el medio, los asistentes se mostraban interesados y anotaban en cuadernos.

Luego mostré Inkscape y GIMP teniendo en cuenta que nos encontrábamos con diseñadores gráficos y artistas plásticos, también hubo interés y preguntas. En la Escuela de Artes Visuales hay 25 computadoras, de las cuales creo que más de la mitad aún están en las cajas. Un porcentaje de ellas tendrán instalado Musix, ya es una decisión de la dirección, esperamos estar a la altura de las circunstancias.

Al haber docentes de jardines de infantes, José mostró el programa Gcompris, una impresionante aplicación para niñ@s entre 2 y 12 años de edad que plantea actividades, es muy divertida y ayuda a aprender jugando.

Terminamos hablando un tanto más sobre recursos en Internet: Wikis, Foros, Listas de mail, chat, páginas web como mutopiaproject.org (partituras libres creadas con el software libre Lilypond), gleducar.org.ar o redpizarra.org, entre otras.

Ofrecimos realizar festivales de instalación de Software Libre y brindar más charlas y/o capacitación.

Insistimos en el carácter ético del software libre y su vinculación con la educación, repartimos folletos: pensamos que las escuelas tienen que transmitir buenos valores a la sociedad, y que compartir es uno de ellos, por lo cual usar software privativo es incompatible con el espíritu de una casa de estudios.

Una vez finalizada la charla, visitamos el Conservatorio de Música a unas cuadras de allí: lindo edificio, lindo clima. Aprovechamos para dejar funcionando ALBA a modo de prueba, instalar Musix en algunas PCs y comprobar bien qué configuración de software sería la ideal para tal hardware, por lo cual realizaré algunas reformas al sistema para que puedan correrlo sin ninguna dificultad.

En síntesis: cuando los directivos de una institución tienen la firme voluntad de transmitir buenos valores desde la misma, el software libre va de la mano, esperamos que otras escuelas sigan ese camino.

Llegué a mi casa, anochecer de un día agitado... prendí el monitor de la PC, vi en Xchat:

[19:21] --> chivilcoy1 (n=chivil@212-245-217-23.nat.primo.nit.org) ha entrado en #musix

... hay frases que lo dicen todo.



Por Marcos el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio