Sistemas

Primeras impresiones sobre Lively, el entorno virtual 3D de Google (y II)


En el artículo anterior había acabado de hablar de los aspectos gráficos de la aplicación, y más concretamente de la estética general de las habitaciones de chat. En este artículo continúo hablando del resto de los aspectos del nuevo servicio de Google, empezando por su funcionalidad.

Esta es, a mi parecer, bastante limitada. Si en Second Life podemos pasear libremente por toda la isla y teletransportarnos a otros destinos una vez ya lo hayamos visto todo o bien nos aburramos, Lively no contempla estas posibilidades. La libertad de movimientos es muy poca cosa, siempre veremos el fondo de la habitación pintado como un mural y nos podremos mover sólo hasta cierto punto.

Tampoco hay opciones de teletransportación a otra habitación, pero si que podemos abrir varias habitaciones simultáneamente en diversas ventanas del navegador. No llega a ser lo mismo, y a pesar de que no he probado a abrir más de dos la vez (ya tenía problemas con la conexión), supongo que la mengua de recursos conforme se van abriendo tiene que afectar al rendimiento de todas ellas.

Nuestro avatar en Lively es personalizable, pero también solamente hasta cierto punto, no tanto como con Second Life.

Supongo que la orientación de este servicio es, por lo menos de momento, dotar a los webmasters de una nueva herramienta para sus creaciones, un chat 3D que puedan ofrecer a sus visitantes.

"Empotrar" una habitación de chat de Lively es tan fácil como hacerlo con un vídeo de YouTube: tan solo tendremos que copiar unas líneas de código fuente HTML que pegaremos en el código de nuestra página. Y ya está. No se necesita la configuración de servidores, ni el registro en canales de chat ni cualquier otra "argucia"; tan fácil como un copiar y pegar cualquiera.

En definitiva, una propuesta que a mi entender no aporta nada nuevo al panorama de los entornos de realidad virtual y 3D, más bien al contrario, que va técnicamente por detrás en cuanto a vistosidad y personalización de la apariencia, pero que en cambio supone una herramienta con muchas posibilidades para los administradores de sitios web, que con una operación rápida pueden dotar a su weblog de unas posibilidades de interacción entre los lectores fantásticas.

Es previsible que Lively evolucione hacia algo mejor. De hecho, tampoco es el primer entorno 3D de este tipo. Sun Microsystems dispone de un producto que se encuentra a medio camino entre Second Life y éste de Google, y que se llama Wonderland. Claro que la multinacional estadounidense lo enfoca hacia el mundo de los negocios y Google enfoca a Lively hacia el usuario final.

También es de prever la aparición del programa para un mayor número de plataformas informáticas, empezando por Mac OS X y Linux, no en vano Google es una compañía muy popular entre los usuarios de estos sistemas.



Por Guillem el mes de julio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio