Sistemas

Como pagaremos nuestras compras en el futuro?


Nuestra generación tiene asumidas las tarjetas de crédito, las populares "Visa", ya que las hemos utilizado casi desde que tenemos memoria. En cambio, a mis padres por ejemplo, los sorprendió relativamente el uso de esta facilidad en el pago, y tuvieron que acostumbrarse a ella. Simplemente, era algo que les había llegado ya a una cierta edad. Nosotros casi damos por seguro de que en el futuro pagaremos con dinero en metálico o con tarjeta de crédito. Pero, será realmente así?

Las nuevas tecnologías evolucionan muy rápidamente tocando todos los rincones de nuestra sociedad, y los sistemas de pago (vitales desde los principios de la sociedad) no podían quedar fuera de esta influencia.

Ya empieza a ser habitual en los países más evolucionados de Asia, Japón y Corea del Sur, ver a gente pagando sus compras con el teléfono móvil. El sistema es muy simple: sólo es necesario que acerquen el aparato a un lector parecido al de los códigos de barras de cualquier supermercado de aquí, y la magia se hace... mientras la cuenta corriente mengua. Ahora Visa, la conocida empresa que mencionaba antes, quiere poner esto al alcance de todos los mortales. O por lo menos, de los que tengan saldo en su libreta de ahorros.

Y como no, Visa lo ha querido hacer de la mano de una de las primeras espadas en el sector de la telefonía móvil si no la primera: la finlandesa Nokia. Conjuntamente, ambas empresas han anunciado que incluirán el hardware necesario en los nuevos teléfonos de Nokia (básicamente un chip determinado) y el software y servicios necesarios para qué aquellas personas que adquieran un teléfono Nokia puedan utilizarlo para pagar en los establecimientos donde adquieran bienes y servicios si así lo desean.

El acuerdo entrará en vigor inicialmente en los Estados Unidos, de donde es Visa, ya que esta compañía llevó a cabo a lo largo del año pasado algunas experiencias de pago a través del móvil. Los primeros posibles usuarios de los servicios serán aquellas personas que adquieran un teléfono Nokia 6212 Classic.

Pero cuidado, no solamente será necesario que que los usuarios tengan el teléfono, sino que además sean clientes de determinadas entidades bancarias, al menos en un principio. Paulatinamente este servicio se irá implantando para el resto de bancos.

Técnicamente, el hardware extra que he mencionado antes de paso y que deberán incorporar los nuevos Nokia consiste en un chip de tipo NFC (Near Field Communication), una variante del RFID que permite comunicaciones a muy poca distancia, de centímetros. Así, no se sufre la inseguridad de tener señales de radio con información sensible (números de cuenta bancaria, PINs,...) que se puedan captar a unos cuantos metros de distancia.

Naturalmente, y además del sistema de pago en sí, los usuarios contarán también con una serie de servicios añadidos con los que podrán controlar el saldo de sus cuentas, realizar transferencias desde el teléfono, y recibir alertas de, por ejemplo, cuando se ha efectuado una transacción desde sus cuentas corrientes.

Pero Visa no solamente se ata a un fabricante: también ha anunciado la futura aparición de un software para Android que permitirá realizar los pagos en los teléfonos que dispongan del hardware apropiado, así como los servicios añadidos (los que acabamos de comentar) y un servicio de geolocalización de comercios que acepten el pago por móvil. Eso quiere decir que si nos encontramos en medio de cualquier sitio, podremos acceder a los servicios proporcionados por Visa para saber qué tiendas nos permiten pagar con el teléfono.

La pregunta que nos puede surgir rápidamente es: sustituirá eso a la tarja de crédito o incluso al dinero en efectivo? La respuesta es que a corto y medio plazo no, y que a largo plazo será complementario con las tradicionales tarjetas. El dinero en efectivo? quién lo sabe, el futuro a muy largo plazo es siempre muy borroso.

Y cuando podremos ver todo eso? Por el momento Visa ha dado a conocer que hará pruebas en Australia, Francia, Brasil, Taiwan y Reino Unido. Desconozco el porqué de la elección y a qué ritmo irán las pruebas. Calendario de implantación definitiva no parece que haya, pero a buen seguro que tienen alguno en mente.



Por Guillem el mes de octubre del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio