Sistemas

Google presentará a los internautas anuncios basados en sus intereses


google_adsense

La presentación de anuncios se refina aún más para dar paso a ver en qué páginas se mueve el internauta para presentarle la publicidad más adecuada para su perfil. No obstante, esto que puede parecer práctico y de hecho lo es para los anunciantes, puede representar un peligro: la invasión de la privacidad.

Esta nueva tecnología la aplica Google en su popular servicio AdSense, y la ha bautizado como “anuncios por intereses”. Funciona de la siguiente manera: cuando navegamos por Internet, acostumbramos a centrar nuestra actividad en páginas con contenidos que nos interesen (algo lógico). Google solamente necesita almacenar en algún lugar esta información y analizarla a posteriori por extraer conclusiones y deducir por donde se mueven los intereses del internauta.

En concreto, y en el caso que nos ocupa, el almacenamiento de los datos se realiza en la computadora local del internauta empleando para ello las mencionadas cookies. Estas consisten en pequeños ficheros de texto en los que se almacenan datos que son empleadas a posteriori por los servidores web para determinar ciertos parámetros de comunicación con el navegador.

Por ejemplo, si en un sitio web, en la primera visita a que hacemos nos piden nuestro nombre, lo damos, y a la siguiente visita ya nos “recuerda” y no necesita volver a preguntarlo, eso es debido a que lo primero que hace el servidor la primera vez que entramos, es buscar si ya hay la cookie que deja grabada con el nombre del usuario. Al no encontrarla, nos lo pregunta y lo guarda en el fichero adecuado y en el directorio establecido por el navegador, siempre y cuando tengamos las cookies activadas. Durante la segunda visita que le hagamos, lo primero que mirará el servidor es si encuentra la cookie y, al encontrarla, la leerá para recuperar nuestro nombre y que así no nos sea necesario volver a entrarlo.

Por cierto que, como curiosidad, os diré que cookie significa en inglés “galleta”.

Así pues, lo que hace el servicio de AdSense por intereses es colocar una cookie en el navegador del internauta para ir almacenando información sobre las páginas que visita. Así, si ponemos que un internauta visita muchas páginas de deporte (fútbol, baloncesto,...), el servicio AdSense “lo sabrá”, y todas aquellas páginas que tengan publicidad suministrada por Google y activado este perfil de anuncios por intereses, se beneficiarán ya que presentarán una publicidad dirigida al máximo al internauta.

Desde hace unos días, los poseedores de cuentas AdSense (cualquier persona que tenga un blog o una página web puede hacerse una) están recibiendo invitaciones para revisar las políticas de admisión de anuncios de los sitios web que gestionan, para incluir -o no- el nuevo servicio.

Naturalmente, todo lo explicado supone un riesgo para la privacidad del usuario, ya que sus datos sobre preferencias de todo tipo quedarán registrados y, eventualmente, podrán ser utilizados de otras formas. Google posee una política de privacidad, pero obviamente hay que confiar en que la empresa la liga. Las primeras voces críticas ya se han levantado en la Red.



Por Guillem el mes de marzo del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio