Sistemas

¿Es interesante Google Chrome?


logo_chromeÚltimamente, varias personas me han ido preguntando si es interesante adoptar el navegador web de Google, aduciendo varios puntos que no acaban de gustar pero, al mismo tiempo, sorprendidos por las noticias que apuntan en la dirección de que este es el browser más seguro que hay actualmente en el mercado. Bien pues, para resolver las dudas que podáis tener, aquí os dejo con algunos hechos y reflexiones sobre el navegador web de Google.

Cuando está a punto de salir la versión 2.0 de este programa, Chrome ocupa la cuarta posición en un ránking aún dominado por el Internet Explorer. Si bien este dato la podéis valorar como positivo algunos de vosotros, sin lugar a dudas vuestro concepto sobre Chrome bajará si os digo que no tiene mucho más que el 1% del mercado, del que el browser de Microsoft tiene más del 65% y Firefox más de un 20%, dejando mucho poco pastel para el resto de los competidores.

Obviamente, esto podría parecer un handicap que debería poner las cosas difíciles a Google en el futuro en este campo. Chrome es una apuesta decidida y valiente de una compañía que vive de Internet, y que durante mucho tiempo se ha “casado” con el principal rival de Microsoft (Firefox) pero que de un tiempo acá ha querido desvincularse para pasar a trabajar con su propia oferta. No debe extrañarnos, pues Chrome debe haber sido ideado para que funcione a las mil maravillas con las aplicaciones en línea de la misma compañía del buscador.

Su motor de JavaScript es un buen ejemplo, ya que el nombre con el que lo han bautizado, V8, no es casual; corresponde al nombre de un potente motor construido por la industria automovilística norteamericana, un país donde gustan los coches potentes capaces de alcanzar una gran velocidad en pocos metros, aunque esta no dure mucho más. El V8 se verá superado pronto, de hecho Apple dice que ya lo ha hecho con Safari 4, un navegador del que hemos visto apenas una versión beta.

Un buen motivo para utilizar Chrome sería, pues, su gran calidad a la hora de trabajar con las aplicaciones en línea de Google, tarea para la que está evidentemente optimizado. No lo he probado bastante como para asegurar que también funciona bien y da un rendimiento óptimo con cualquier aplicación que haga un uso intensivo de la tecnología AJAX, pero diría que por las semejanzas tecnológicas de todos estos servicios en línea, si no funciona igual de bien que con las de Google, como mínimo funcionará como todos los demás.

La falta de versiones para GNU/Linux y Mac OS X puede ser un handicap para aquellos a quien los gusta de trabajar con la misma herramienta independientemente de la plataforma en la que se encuentren. Para este perfil de usuario, sin duda los mejores navegadores serán el Firefox y el Opera. Ambos tienen un número de ports realmente espectaculares, y me ha sorprendido que cuando he repasado los de la compañía noruega, el port para Solaris estuviera actualizado a la última, e incluso aún pudiéramos encontrar versiones para los vetustos BeOS, QNX u OS/2.

No obstante, el trabajo y la progresión en las versiones para Unix de Chrome continúa con el proyecto Chromium, y precisamente hace poco hemos podido conocer más detalles sobre su evolución. La versión para GNU/Linux ya es utilizable, a pesar de que en beta muy inestable. Aquellas personas que utilicen Ubuntu como distribución, pueden descargarla e instalarla en su sistema con unos pasos muy simples.

Para la plataforma de Apple el tema se encuentra mucho más atrasado. El navegador se encuentra en fase pre-alpha muy temprana y prácticamente no permite hacer nada; es inestable, no deja navegar (parece ser que solo se puede cargar una página web pero que al intentar seguir los enlaces, se cuelga), no deja abrir nuevas pestañas... en resumen, aún le falta mucho para ver la luz. Es probable que si la versión para el sistema operativo del pingüino la vemos a mediados de verano, para la versión Mac OS X tengamos que esperar hasta pasada la época estival o a finales de año.

Un punto en el que me gustaría mucho insistir es el de la seguridad. Chrome sorprendió resultando el navegador más seguro en la última CanSecWest. Si conocéis un poco los detalles técnicos del programa, este hecho no debería sorprenderos tanto.

Chrome está pensado desde la base para aislar cada una de las ventanas abiertas y, dentro de estas, cada una de las pestañas cargadas. Los motivos de esta arquitectura son principalmente dos: en primer lugar, garantizar una máxima estabilidad de la aplicación, y en segundo esquivar los agujeros de seguridad.

Si un fallo en el código de una pestaña la “tira al suelo”, esta no arrastrará con ella al resto de pestañas y de ventanas, sino que tan sólo caerá ella y permitirá al usuario continuar trabajando con el resto de las ventanas abiertas. En cualquier otro navegador que no implemente esta tecnología, la caída de una de estas pestañas afectará a todas las ventanas abiertas de la misma aplicación, un hecho que tiene lugar en general con todos los programas informáticos y no solo con los navegadores.

De la misma forma, si tenemos un agujero de seguridad en el navegador web, un atacante puede llegar a atacar al sistema operativo solamente explotando este fallo. Con Chrome, se deberá traspasar en primer lugar el agujero de seguridad de la pestaña y en segundo el de la ventana que la contiene, poniendo así una doble capa de seguridad.

Todo esto se consigue gracias a la tecnología de virtualización, muy parecida a la qué se está poniendo de modo en el mundo de los servidores y que ya hace tiempo se ha extendido a los escritorios con productos como VMware o VirtualBox.

Finalmente, y ya buscando responder a la pregunta sobre sí vale o no la pena utilizar este navegador para nuestra actividad diaria, yo diría que si. Lo he probado, y si bien continúo utilizando a Firefox como navegador principal (soy una persona a quien le cuesta cambiar los hábitos), en los sistemas Windows que utilizo tengo Chrome instalado. Su estabilidad y seguridad me interesan a la hora de visitar sitios poco fiables, con información sobre hacking que a veces puede ser falsa y pegarte algún malware por atrás (claro que en estos casos busco consultarlas desde un FreeBSD u OpenSolaris).



Por Guillem el mes de mayo del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio