Sistemas

Finalmente Goliat derrotó a David: las discográficas ganaron una batalla


Al final, después de tantos reclamos, las discográficas ganaron una batalla en su constante lucha contra la piratería. Eso si, la batalla estaba en condiciones desiguales: compañías como Warner, Sony y Capitol, entre otras, contra una mamá de 30 años estadounidense acusada de bajar y compartir canciones en forma online mediante programas como el Kaaza.

Lo que sucede es que desde hace varios años las discográficas están aludiendo a la pérdida que les ocasiona la descarga ilegal de música a través de la web, especialmente con las redes P2P, que son las que permiten que los usuarios puedan intercambiar contenidos en forma online.

Por eso es que en algún momento, alguien tenía que caer. Esta madre soltera llamada Jammie Thomas que estaba siendo juzgada por un jurado de Minesota en los EE.UU., fue acusada culpable de “descargar música en forma ilegal y vulnerar los derechos de autor”. Y ahora tendrá que pagar una multa de nada más y nada menos que 222 mil dólares.

Un vuelto para las compañías porque para ellos en términos materiales esto no significa nada (no para la mujer, obviamente, que según estimó el abogado de las discográficas, tendrá que disponer de un cuarto de su sueldo de por vida). Pero lo que rescatan de todo, es que este caso va a servir de ejemplo para quienes no están respetando los derechos de autor al descargar música ilegalmente.

“Un mensaje ejemplar”, según dicen, que sirve para “enviar un mensaje” a la población. Y todavía quedan 26 mil personas más que están en la mira. En cuanto al mensaje, más que una lección para el resto de los usuarios que hacen estas prácticas, nos queda demostrado que aquellos que confiaban en leyendas como la de David y Goliat, ahora van a tener que cuidarse porque los Goliat modernos ya no son como los de antes.



Por Analia el mes de octubre del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio