Sistemas

Microsoft da a conocer las diferentes versiones y sus respectivos precios de Windows Server 2008


No ha salido todavía al mercado (lo hará en febrero del año que viene) pero la compañía de Redmond ya ha empezado a perfilar cómo será la versión definitiva de Windows Server 2008, la próxima iteración de su sistema operativo para servidores.

 

Y más que hablar de versión nos vemos obligados a hacerlo de versiones, pues serán varias las modalidades en las que podremos adquirir éste sistema operativo según la finalidad a la que vayamos a destinar el servidor que opere:

 

- Windows Server 2008 Standard: Orientado a las soluciones web y de virtualización, y por cada licencia se permite la ejecución de una instancia virtualizada. Cuesta 999 dólares.

- Windows Server 2008 Enterprise: Idéntico en funcionalidades a la versión Standard pero con cuatro instancias virtuales por cada licencia. Cuesta 3.999 dólares.

- Windows Server 2008 Datacenter: Infinitas instancias virtualizadas por licencia. Versión orientada a aplicaciones de negocios cuyo funcionamiento es crítico. Cuesta 2.999 dólares.

- Windows Web Server 2008: Sin capacidades de virtualización, tal y cómo su nombre indica, diseñado específicamente cómo servidor web, con IIS 7.0, ASP.NET, y el .NET Framework. Su precio es de 469 dólares.

- Windows Server 2008 for Itanium-based Systems: También sin solución de virtualización integrada, para procesadores Itanium y con el objetivo de servir bases de datos de gran tamaño. 2.999 dólares de precio.

 

Para los tres primeros, que incluyen la tecnología de virtualización conocida hasta ahora con el nombre en clave de Viridian y que saldrá al mercado con la denominación comercial Hyper-V, también dispondremos de la opción de adquirirlos sin dicha tecnología, lo que implicará un ligero descenso en su precio aunque sin llegar a ser significativo. Esta opción completa el total de ocho versiones comerciales disponibles de Windows Server 2008.



Por Guillem el mes de noviembre del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio