Sistemas

Microsoft presenta un nuevo Windows Server más económico


windows_foundation_mmLa crisis ha tocado ya a todo el mundo y a todos los sectores. Dicen, no obstante, que el tecnológico (y más concretamente la informática) será el menos afectado y el primero que se recuperará. Supongo que eso será así siempre y cuando los informáticos consigamos hacer ver a nuestros clientes que gracias a las tecnologías que les implementamos se pueden reducir gastos, ser más eficientes en el trabajo y abrir nuevas vías de comercio. Pero estas herramientas, estas tecnologías, también deben tener un coste asequible para estas empresas.

Es por eso que Microsoft ha lanzado Windows Server 2008 Foundation, una versión de su sistema operativo servidor (Windows Server 2008) que ha sido recortada y se venderá a un precio sensiblemente inferior al que tiene una versión “normal” de esta plataforma. La idea es dirigirse a las pequeñas empresas que necesitan un servidor básico y que llegado el momento de hacer una elección, no se decantarían por Microsoft por el precio.

La primera limitación que sufre este Windows Server recortado es que no puede atender a más de quince usuarios, lo que no es tan dramático en organizaciones que se caracterizan, precisamente, por ser pequeñas. Tampoco dispone de servidor de correo, lo que si puede ser visto como un handicap por la necesidad que las compañías de cualquier tipo y medidas tienen del correo electrónico.

De todas formas, personalmente no creo que las empresas pequeñas echen de menos un Exchange en este paquete. Es muy cierto que el servidor de Microsoft hace mucho más que entregar correo electrónico a los destinatarios, y que conjuntamente con Outlook es una gran herramienta de gestión, pero también creo firmemente que la gran mayoría de las empresas lo acaba infrautilizando, explotando solamente una parte de sus capacidades. Y para lo que necesitan a menudo del correo electrónico, con cuentas de Gmail o los POP3 proporcionados por la empresa que los lleva el hosting ya tienen más que suficiente.

Las tecnologías de virtualización tampoco tienen cabida en esta versión “recortada” de la plataforma servidora de Microsoft, aunque se pueden añadir a partir del uso de un producto externo. Supongo que en Redmond han pensado que este tema no tiene cabida en empresas de pequeñas dimensiones. En cambio, los servidores GNU/Linux llevan, por el mismo precio, completas tecnologías de virtualización que permiten aislar los servicios unos de otros, facilitando que si uno cae, el resto no se vean afectados.

Si tenemos aplicaciones hechas a medida en nuestra infraestructura empresarial, es lógico que temamos por su integración con el nuevo Windows Server 2008 Foundation, ya que al ser esta última una versión recortada del sistema operativo, podemos pensar que no incluirá librerías y servicios que nos sean necesarios. Pues bien, podéis respirar tranquilos: los requisitos de certificación de aplicaciones son los mismos para esta versión de Windows Server que para las demás.

Si entramos en el campo del hardware requerido por este sistema, nos encontramos también con limitaciones. El máximo de memoria que podremos montar en nuestro servidor será de 8 GB., suficiente para la mayoría de pequeñas empresas pero que al mismo tiempo nos puede comportar problemas de escalabilidad en el futuro. Claro que si nos vemos obligados a escalar nuestro servidor, es de suponer que el negocio nos estará yendo bien y ya podremos permitirnos adquirir una versión superior de Windows Server que incluya todos los extras necesarios y sin limitaciones de hardware.

Para su comercialización, Microsoft ha previsto solamente la disponibilidad preinstalado en servidores y en forma de paquete OEM, ya que es un sistema pensado para una primera compra de una empresa que empieza, o bien de aquella que cambia el servidor o no tenía ninguno hasta ahora. Parte de los beneficios serán dados, además, a ONG's.



Por Guillem el mes de abril del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio