Sistemas

Se presentó oficialmente Windows Server 2008


Para cerrar éste mes de Febrero, Microsoft presentó a finales de la semana pasada la nueva versión de su sistema operativo servidor, Windows Server 2008, junto a otras herramientas de corte profesional cómo son el servidor de bases de datos SQL Server 2008 y el completo entorno de programación Visual Studio 2008.

Lo primero destacable de Windows Server 2008 es su capacidad altamente modular, que permite incluso realizar una instalación sin el entorno gráfico, algo inaudito hasta ahora en la gama de sistemas servidores de Microsoft empezando desde Windows NT 3.51, que ya en la era de Windows 3.x no podía funcionar sin sistema de ventanas.

Esta funcionalidad recibe el nombre de Server Core, y mata dos pájaros de un solo tiro: por una parte optimiza los recursos de hardware y del propio sistema, y por otra aumenta la seguridad. En el primer caso, nos encontramos con una posibilidad que permiten desde siempre los servidores Unix (y, entre ellos, Linux) que es la de funcionar sin entorno gráfico pues hay muchas aplicaciones que no lo necesitan. Imaginemos el caso de un servidor web, en el cual no es necesario gestionar ningún dato en modo gráfico. Cómo los entornos de escritorio consumen recursos (y, especialmente, el de Windows) nos encontramos con una opción especialmente útil si disponemos de un servidor limitado o recibe mucho tráfico.

En el segundo caso, es obvio que cuanto menos software se ejecute en una máquina, menor número posible de agujeros de seguridad, por lo que reducir el número de programas en ejecución limita las posibilidades de ataques por parte de crackers. Y el entorno gráfico no deja de ser software, programas y librerías que también se ejecutan en la computadora.

En total, y según el rol que vaya a desempeñar nuestro servidor, contamos con cuatro posibles ediciones de Windows Server 2008: Standard, Enterprise, Datacenter y Web. A ellas se añade otra optimizada para la plataforma Itanium, y tres más que se corresponderían con las tres primeras pero sin tecnologías de virtualización.

Precisamente, estas últimas son la "estrella" del nuevo Windows Server, y bajo el nombre Hyper-V permiten la virtualización de un sistema Windows completo o de un Linux. No deja de ser curioso que Microsoft abra (ni que sea parcialmente) la puerta a su rival más directo...

La versión optimizada para funcionar cómo servidor web incluye el renovado IIS 7.0 (Internet Information Services), y también se ha optimizado a SQL Server 2008 para que funcione a la perfección con éste sistema.



Por Guillem el mes de marzo del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio