Sistemas

La novela OLPC tiene más capítulos: Intel abandona el proyecto


Con tantos capítulos, es fácil perder el hilo de esta novela cuyo personaje principal es una computadorita dirigida a alumnos de escuelas primaria que prometía costar 100 dólares, luego salió más cara... intentó seducir a varios países “en vías de desarrollo” y algunos de ellos -como por ejemplo Brasil- la terminaron descartando. Intel, quedando fuera en primera instancia dado que el MIT (el instituto norteamericano que promociona estos planes educativos) se decantó por utilizar procesadores AMD... decíamos: Intel realizó una sabia movida al lanzar un equipo de  superiores capacidades (aunque más caro) llamado ClassMate PC. Luego de dimes y diretes, OLPC y el proyecto de Intel parecieron hacer las paces... pero al mismo tiempo -y esto casi no se entiende- competían en todos los mercados ofreciendo a los gobiernos sus diferentes alternativas.

¿Hasta aquí me siguen? Bien, sucede que el nuevo capítulo de esta novela marca el abandono de Intel del proyecto OLPC: se ve que ha triunfado en lugares importantes. El caso de Brasil es significativo porque la firma brasileña “Positivo”, que ganó la contienda frente a OLPC, firmó un contrato hace un tiempo con Intel para instalar las ClassMate PC... así el MIT se perdió del principal comprador de América Latina.

Este análisis, en el cual se hace hincapié en el aspecto puramente competitivo y económico del suceso es acertado dado que luego de siete meses de colaboración Negroponte había pedido a Intel que dejara de lado por un tiempo el proyecto ClassMate PC mientras estuvieran colaborando con OLPC. En un punto las diferencias fueron muy grandes y Negroponte acosó a Intel de llevar adelante practicas empresariales vergonzosas, dañando la misión de su proyecto.

Sucede que según este profesor del MIT, Intel habría vendido las ClassMate a un precio inferior del costo de producción con tal de quitar a su contendiente del mercado. La gente de Intel no se habría quedado atrás en materia de jugosas declaraciones, definiendo a las XO de OLPC como meros juguetes...

Un proyecto marcado por monstruosas idas y vueltas, pocas veces se vio algo tan inestable: con sólo decir que en un principio las notebooks vendrían preparadas para GNU/Linux, para ver con asombro que posteriormente Microsoft también se subiría al tren.



Por Marcos el mes de enero del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio