Sistemas

Música, descargas legales e ilegales: conclusiones sobre el año pasado


Ciertamente la cifra que se desprende de la comparación entre canciones descargadas legalmente frente aquellas que suceden en la ilegalidad es alarmante. ¿Por qué alarmante? Porque por cada canción descargada legalmente, 20 son obtenidas por fuera de la ley, y es alarmante que una realidad de tal magnitud trate de ser limpiada barriendo la mugre por debajo de la alfombra... en lugar de la visión ciega, la industria podría aceptar el cambio de época y considerar legales todas las descargas, viendo el modo en que se puede obtener beneficios en la era de las redes informáticas... de lo contrario, para hacer justicia habría que penalizar a millones de personas en todo el mundo.

Un ejemplo de cambio de paradigma podría ser la iniciativa recientemente emprendida por CBS, de la cual hemos hablado hace poco, que consta en poner a disposición de todos los internautas millones de obras musicales a cambio de ver publicidad en el sitio web Last.fm: esto se logró con acuerdo de los grandes sellos discográficos internacionales y podría marcar el rumbo del mercado musical.

En un caso similar, el escritor Paulo Coelho utiliza BitTorrent para promocionar sus libros porque dice que así se venden más: su público, al poder disponer de copias digitales completas, termina comprando los originales porque le gusta más el libro en papel. Otra solución para la industria discográfica sería un pequeño impuesto (no un canon) que sostuviera a los artistas, los verdaderos productores y quienes tienen más derecho a cobrar por lo que hacen.

Otro dato que habla bien claro de la situación: existen 500 proveedores legales de música por Internet ofreciendo un catálogo con 6 millones de canciones, algo que representa el cuádruple de las actualmente disponibles en las casas de venta tradicionales.

Volviendo a la noticia sobre el alarmante número de descargas ilegales, se señala a China como el país donde la falsificación vive el mayor auge, con cifras del 99%, mientras que dentro del continente europeo España lidera el ranking con un 35%, seguida por Holanda con un 28%.

Así y todo, el negocio de la música digital a nivel global creció un 40% durante 2007, logrando una cifra de 2.895 millones de dólares, algo que representa el 15% de todo el negocio discográfico. En 2003 la venta digital no existía, y ya para el 2006 representaba el 11%.

    

De todas las formas digitales de descargar música, Internet es la más popular, habiendo crecido un 53% durante el año pasado.

En México y Brasil la descarga ilegal es muy popular, siendo un 64% de los consumidores parte de las clases económicas más favorecidas, algo que nos hablaría de una costumbre que se realiza más por la practicidad que supone que por no poder abonar un disco, también quizá se deba a la falta de atracción del mercado de descarga de música online actual.

IFPI pidió a los gobiernos que insistan a las proveedoras de servicios de Internet para que asuman un papel más activo en cuanto a la protección de los derechos de autor, elogiando las gestiones de Francia, el Reino Unido, Suecia y Bélgica.



Por Marcos el mes de enero del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio