Sistemas

Palm OS aún tiene vida ante sí


Pese a que tal vez no sea muy conocido entre aquellos jóvenes que ahora empiezan a despertar a la madurez y a utilizar aparatos electrónicos, Palm marcó un antes y un después en la era de la informática personal. Antes de que muchos soñaran con llevarse el ordenador a todas partes metido en su bolsillo, Palm materializó este concepto en el Palm Pilot, un dispositivo revolucionario para su época y que dio comienzo a la era de las PDA's.

Una de las claves del Pilot era su sencillez, proporcionada por el sistema operativo Palm OS. Durante años, y mientras las PDA's dominaron el panorama de la informática, este sistema terriblemente simple para el usuario final pero a la vez potente, también fue el que marcó la pauta. Hasta que aparecieron los smartphones, Microsoft sacó su Windows CE y apuntó su oferta en dirección a las PDA's y a los incipientes teléfonos inteligentes y RIM hizo aparición en el mercado con su unánimemente alabada BlackBerry.

Desde entonces, una serie de errores comerciales unidos a la diversidad de nuevos sistemas operativos que han salido al mercado para dispositivos móviles pusieron al Palm OS en la rampa del declive hasta la situación de hoy en día que, sin ser mala, no es ni de lejos la que había sido anteriormente.

El futuro del Palm OS está marcado por Linux. Tras una serie de devaneos con algunas compañías de software, dos son las que principalmente evolucionan el Palm OS: por un lado la misma Palm (podríamos añadir que la de toda la vida), y por el otro la japonesa Access.

Si bien de la plataforma Linux compatible con Palm OS que está preparando Access vamos teniendo noticias con cierta regularidad, de la rama de Palm hacía tiempo que se sabía más bien poco. De hecho, parece cómo si la compañía hubiera estado centrada en el lanzamiento de nuevos smartphones de la gama Treo cómo el Centro, que parece que ha tenido un gran éxito.

Tal vez para apaivagar los constantes rumores sobre la venta de la compañía o su liquidación, el CEO de Palm, Ed Colligan, realizó hace unos días una aparición mediática para hablar del futuro Palm OS y, seguramente, tranquilizar a usuarios, analistas e inversores.

La aparición se produjo, precisamente, en la presentación en Australia del antes mencionado Palm Centro, y Colligan hizo rápidamente hincapié en el hecho de que con unos quince millones de usuarios y cincuenta millones de dispositivos vendidos, Palm es aún un jugador importante en el sector de los dispositivos portátiles.

Sobre el sistema operativo, Colligan no se  extendió en muchas declaraciones, pero reafirmó el compromiso que su compañía adquirió para desarrollarlo, argumentando que la visión estratégica de Palm pasa por unir hardware y software en un todo, por lo que les interesa disponer de un sistema operativo con el que tener una oferta completa.

Todo esto no es óbice para que la empresa continúe apostando por ofrecer una línea de smartphones Treo con Windows Mobile cómo sistema operativo, así que en el futuro próximo veremos más desarrollos en este sentido.

Otro tema que tocó el CEO de Palm fue el del Foleo, el proyecto de handheld que anunció la compañía hace ahora aproximadamente un año pero que fue súbitamente cancelado este pasado septiembre. Colligan dejó la puerta abierta a un posible retorno bajo otra denominación comercial, pero sin desvelar nada más.

Probablemente el retorno del Foleo pueda ser enmarcado en la actual fiebre por los ultraportátiles con compañías cómo Asus, HP o Dell lanzando sus propios modelos de máquinas contra las cuales combatiría el renacido Foleo.



Por Guillem el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio