Sistemas

Argentina en la tierra de Microsoft


Argentina en la tierra de Microsoft

Autor: David Alejandro Yanover

-----------------------------

La sede local proyecta iniciativas entorno a la educación para abrir la puerta de la tecnología a nuevos hogares. A catorce años de la llegada de Microsoft a la Argentina, la propia empresa es testigo de sus logros, tanto a nivel local como internacional. En 1991, sólo había dos empleados trabajando; ahora hay más de 150, que responden a una creciente demanda que abarca diversos ámbitos y finalidades, todos unidos por una conexión tecnológica que día a día cruza nuevos horizontes. Microsoft es sólo una de las muchas empresas que impulsan innovaciones tecnológicas, pero su historia la convierte en una potencia del sector.

Si bien Microsoft se caracteriza por dominar varios mercados de la informática, es bueno ver un aspecto positivo que nace a partir de tal responsabilidad, el apoyo a la educación. Argentina y Latinoamérica en su conjunto afrontan un período difícil en materia económica y social, que han distanciado a muchos sectores de las nuevas tecnologías. Los movimientos de Microsoft buscan, además de difundir y subir las ventas de sus productos, colaborar con la sociedad, y para ello se han reunido con numerosas empresas y organismos gubernamentales.

El objetivo es claro: la Inclusión Digital

En Argentina, Microsoft traza una serie de iniciativas que, entre otras cosas, buscan acercar la informática al contexto educativo así como a hogares de pocos recursos. Axel Steinman, quien se unió a Microsoft en 1992, fecha en la que ocupó una posición que dio origen a la división de Ventas Corporativas de la empresa, explica hoy, como Gerente General de Microsoft para el Cono Sur, que “tenemos dos programas que precisamente buscan esto: Alianza por la Educación, es una iniciativa que en coordinación con las autoridades educativas pretende generalizar el uso de la tecnología para enriquecer el proceso de aprendizaje en la educación básica, y Potencial Ilimitado, un programa de trabajo con organizaciones no lucrativas para establecer centros comunitarios digitales que brinden alfabetización informática a individuos que no estén dentro del proceso escolarizado, sean jóvenes o adultos. En este marco, ya hemos firmado acuerdos con diecisiete países, lo cual implicará una inversión en cinco años de alrededor de 52 millones de dólares en la región. En lo que se refiere a Potencial Ilimitado, hemos invertido 30 millones de dólares para apoyar 650 proyectos en diecinueve países durante los últimos cuatro años, beneficiando a 4.5 millones de personas, y este año hemos donado 5.4 millones de dólares para 113 proyectos en catorce países”.

Alianza por la Educación está conformada por tres áreas:

- Donaciones de Microsoft a escuelas, que comprenden el material correspondiente a las licencias de los sistemas operativos, ya sean Windows 98 ó 2000.

- Acuerdos, que hace referencia a precios reducidos dentro del sector educativo. Además, se entregan versiones de Windows sin cargo, que inclusive se extienden al cuerpo docente.

- Capitación tecnológica cubre la capacitación de los estudiantes y docentes de primaria y secundaria.

Paralelamente, se vienen realizando actividades que han hecho posible que más de 10 mil personas conozcan las formas mediante las cuales la informática puede ayudarles. Las acciones no se limitan a la capital, sino que pueden describirse experiencias en el interior. En Córdoba, 200 profesionales de la educación fueron capacitados, para que puedan desempeñarse en los setenta laboratorios que fueron instalados en la provincia. En este sentido, Microsoft trabaja junto a Future Kids para facilitar la enseñanza, mientras que Foro 21, programa educativo de canal 7, registra las actividades que se les dictan a los profesores.

En Potencial Ilimitado, Microsoft trabaja en compañía de distintas ONGs, donde destacan la Fundación Equidad, y el Comité para la Democratización de la Informática (CDI). Gracias al apoyo de la primera institución citada, fue posible instalar doce centros de tecnología, en Florencio Varela, San Martín de los Andes, Jujuy, Tucumán y Bariloche, entre otros. Mientras que por el otro lado fueron creadas 35 Escuelas CDI, a las que se planean sumar otros 50 espacios de encuentro de computación, que estiman alcanzará a más de 25 mil personas.

Recientemente, Pedro Sorop, Gerente General de Microsoft de Argentina, presentó con estas palabras el programa Mi Pc, que une al gobierno y a una gran cantidad de empresas de Software, Hardware e Internet, “al poco tiempo caímos en la cuenta de la magnitud de este desafío. Con una alfabetización del 98% en nuestro país, que tradicionalmente nos ha distinguido en Latinoamérica, la realidad de tener sólo una PC cada ocho hogares, deja en evidencia que hay muchos argentinos que quieren pero no pueden acceder a la tecnología. Vivimos en un país de dimensiones enormes y con más de cuatro millones de habitantes que acceden a Internet a través de los cybercafés o locutorios. Es decir, mucha gente realiza un esfuerzo especial para usar computadoras a pesar de que no cuentan con los recursos en sus propios hogares”.

El proyecto ha recibido numerosas críticas, revelando el alcance de Microsoft y la de otras firmas tecnológicas, teniendo un efecto especial en la comunidad GNU/Linux y Open Source. De una u otra forma, es un paso al adelante, que estimula la compra de computadoras y software propietario.

La inclusión digital es un tema delicado, que ocupa un segundo lugar, detrás de la inclusión social. La computación abre muchas puertas, pero para poder acceder a ella es necesario un cierto nivel de capacitación, y llenar una escuela de PC’s cuando hacen falta libros no es la solución. No obstante, esta problemática va más allá de las empresas de tecnología, que por naturaleza y experiencia ven un futuro y una gran necesidad alrededor de sus propuestas.

Las últimas acciones de Microsoft Argentina están vinculadas con la idea de acortar la brecha digital. Windows XP Starter Edition se presentó a fines de junio en este clima, que recorre toda Latinoamérica, buscando alcanzar un público concreto. Pero la facilidad de uso de esta edición especial del sistema operativo es su principal problemática, a raíz de ciertas limitaciones.

"Con un índice de penetración de PCs en los hogares que no supera el 10% en los países emergentes, nos encontramos frente a una oportunidad de expansión del negocio que a su vez impacta positivamente en el desarrollo de las economías nacionales de los países. La industria en su conjunto está colaborando para desarrollar soluciones que respondan a las necesidades no cubiertas en nuestros países", expresó Axel Steinman.

Poco después del anuncio, salieron al mercado las versiones de 64 bits de Windows XP Professional y Server 2003, siendo el otro extremo con respecto a la solución destinada a aquellas personas que quieren iniciarse en el mundo de la PC.

Microsoft está haciendo un gran trabajo por llevar la tecnología a nuevos puertos, sin olvidarse de sus compromisos con los mercados más exigentes y avanzados. De este modo, la empresa que se acomodó en Buenos Aires hace catorce años hace honor a la ya tradicional supremacía de la compañía de Bill Gates, haciéndose presente de forma activa e intensa en proyectos que tienden a cambiar la sociedad en la que vivimos.

Sin embargo, la tecnología no puede cambiar la vida de una persona si ésta no tiene, antes, acceso a una educación que pueda darle las herramientas necesarias para poder implementar la computación en sus tareas.



Por Sistemas el mes de septiembre del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio