Sistemas

El origen de la invasión Microsoft en la educación Argentina


En teoría, el 31 de diciembre de 2008 el ACUERDO con Microsoft estaría vencido... ¿será renovado?

En mayo de 2004 se comenzó a saber algo sobre lo que sería el desembarco total de la empresa norteamericana Microsoft en la enseñanza pública argentina.

Llegaron rumores a un académico de la Universidad de Buenos Aires, quien comenzó a averiguar sobre el hecho pero desde el Ministerio de Educación se negó que estuvieran en tratativas con la empresa de Redmond.

El 05-05-2004, Diego Levis y Beatriz Busaniche publicaron un artículo bajo el título "Donativos interesados: El riesgo de hipotecar la educación pública". Fue la primer alerta por parte de gente del movimiento del software libre.

El objetivo de la Alianza por la Educación (programa de Microsoft) en ese entonces era capacitar a 250 mil docentes y "donar" software a más de 5 millones de estudiantes durante el año 2004-2005. ¿Alguien conoce algún estudiante que haya recibido tal donación? El documento de Levis y Busaniche es excelente, recomiendo su lectura, la frase 'el software debe adaptarse a la enseñanza, y no la enseñanza al software' debería ser una consigna a seguir.

Posteriormente a ese artículo se publicó el 16-07-2004 "En confidencialidad, el Ministerio de Educación Argentino firmó su alianza con Microsoft" allí se explica que el 21 de mayo (16 días luego del primer artículo) el entonces Ministro de Educación, Daniel Filmus firmó en el acuerdo “Partners in learning” con la empresa de Bill Gates. También se destaca que organizaciones como SOLAR trabajaron duramente para detener el tratado que terminó brindando a Microsoft una injerencia crucial en la educación pública argentina.

De ese artículo, debemos destacar la siguiente información:

Microsoft donaba licencias de uso de los sistemas operativos Windows 98 y 2000, que ya en ese entonces eran antiguos; y en realidad una "donación" de esta clase de bienes no escasos (clonables fácilmente sin que los originales desaparezcan por realizar una copia) no supone ningún trabajo por parte del donante, sino un mero permiso de uso: Microsoft no invirtió nada en tal "donación", de hecho la palabra donación queda enorme.

Otro punto ridículo: se ofrecían actualizaciones gratuitas de Windows XP pero... ¡el Estado debería comprarlo antes para poder actualizarlo!, también se ofrecía Office XP a un precio "simbólico", y a todo esto había que sumarle que el contrato se realizaría en condiciones favorables para Microsoft y en forma directa, según el punto C del acuerdo.

Por si esto fuera poco, el convenio habla de confidencialidad: la cláusula número 4 es un trozo de texto realmente imperdible, lo pueden leer aquí:

http://www.proposicion.org.ar/doc/referencias/ar/mecyt/122-04/

En definitiva la idea era no divulgar públicamente el acto de gobierno que comprometía la educación pública: y eso es lo que sucedió y se extendió en el tiempo. Sino, basta con ver a Scioli en EEUU reuniéndose con Bill Gates y expresando que se están diseñando planes para informatizar 9000 escuelas de la provincia de Buenos Aires, un anuncio público del cual no se tiene ni el más mínimo detalle (aunque el pedido formal de Fundación Vía Libre deberá ser respondido).

Ya en marzo del 2006 informábamos en MasterMagazine que, según el diario platense "Hoy", Microsoft había entrenado a 27.500 docentes produciendo un impacto en 1.2 millones de estudiantes. También se decía que el programa Alianza por la Educación duraría 5 años y que ya habían transcurrido 2, pero en el ACUERDO podemos leer que habiendo entrado en vigor el 21/05/04, tendría vigencia hasta el 31 de diciembre de 2008.

El Ex Ministro de Educación Daniel Filmus y Richard Stallman

Como sabrán, Richard Stallman es una de las voces más autorizadas del movimiento del software libre, es quien lo fundó política, legal y tecnológicamente, y por lo tanto era el hombre más adecuado para intentar frenar el acuerdo Microsoft-Filmus en ese momento.

Si bien existió una reunión gestionada por SOLAR con Filmus y se le pidió que no firmara tal acuerdo con Microsoft, este no hizo caso, se limitó a prometer enviar computadoras con software libre en modo de doble booteo, esto es, con Windows y GNU/Linux.

Es decir que representaba un avance, pero no una solución real al problema de la independencia tecnológica del país en general y de la educación en particular. Otra promesa fue la de apoyar la creación de un CD educativo completamente con Software Libre (desarrollo en el cual participé) por parte de Gleducar (http://www.gleducar.org.ar), a la cual se sumó la posibilidad de que Solar (http://www.solar.org.ar) pudiera participar en programas de televisión relativos a la capacitación sobre Software Libre (esto último jamás se llevó adelante).

El 2 de Agosto de 2004 Richard Stallman respondía públicamente en un artículo publicado en el sitio Hipatia. En él hablaba de la necesidad de una transición desde Windows a GNU/Linux, es decir, una migración por etapas, no algo de un día para el otro, y sobre el problema de que tal transición se llevara a cabo realmente. Aseveraba que la política actual del Ministerio no aseguraba que tal objetivo se cumpliera, y eso es lo que sucedió de hecho. Al instalar computadoras con GNU/Linux pero también con Windows, existiría siempre la posibilidad de continuar bajo el dominio de la empresa extranjera.

Otro punto a destacar es que Stallman proponía, en vez de pagar por las licencias de uso de Windows y programas relativos, destinar ese dinero a instructores que pudieran capacitar a los profesores en la utilización de la informática en general y del software libre en particular. Con cada licencia de Windows que compramos, estamos cada vez más lejos de la independencia tecnológica.

Incluso Stallman hasta se atrevía a decir que quizá sería mejor disminuir la cantidad de escuelas que recibieran estas computadoras con Windows, siendo que eran herramientas de dominación por parte de una corporación extranjera, y también apuntaba que si la decisión del ministerio era brindar computadoras nuevas, Windows disminuiría la cantidad que el mismo pudiera adquirir (dado el gasto en licencias).

No es un dato menor el hecho de que la implementación de estos planes por parte del Ministerio fue realmente muy desorganizada, por ejemplo en las escuelas Terciarias se produjo la siguiente situación: llegaron excelentes computadoras marca HP con GNU/Linux y sin Windows, pero el sistema operativo no estaba bien configurado, así que decenas de Conservatorios de Música y otros establecimientos terciarios se encuentran aún esperando que alguien solucione el inconveniente.

Algunos datos sobre la situación actual en América Latina

El 18/02/05 David Yanover entrevistaba a Axel Steinman, Gerente General de Microsoft para el Cono Sur, quien además de pronosticar el futuro éxito de Windows Vista (cosa que fue un fracaso), daba datos sobre los 17 países latinoamericanos que habían firmado Alianza por la Educación: Mexico, Venezuela, Argentina, Brazil, Chile, Jamaica, Puerto Rico, Guatemala, Colombia, Ecuador, El Salvador, Costa Rica, Honduras, Peru, Uruguay, Panama y Republica Dominicana.

Recientemente Ecuador decretó el uso de Software Libre en todo el Estado, Venezuela ya hizo lo mismo hace un tiempo, y Brasil otro tanto.

Se ve que es una cuestión de decisión política y proyecto de Nación.

La pérdida de posiciones en otros países, no sólo en América Latina, hace que Microsoft se comporte de un modo cada vez más agresivo en aquellos lugares colonizados: su objetivo es no perder más poder.

Argentina bien podría rescindir los acuerdos firmados con Microsoft y ponerse a diseñar un plan completo que busque lograr la independencia informática nacional, en última instancia dependerá del grado de conciencia que los trabajadores, estudiantes y políticos puedan desarrollar en tal sentido, y de la movilización que puedan realizar los activistas del Software Libre.

Si Windows llega masivamenta a las escuelas (tal como de algún modo lo anunció Scioli en EEUU sin dar detalles), los gremios y centros de estudiantes deberán estar preparados para luchar por la libertad.

Las licencias de Microsoft se vencerán, las redes se llenarán con virus informáticos (como es costumbre en Windows) y los sistemas de volverán cada vez más lentos y obsoletos, dentro de ese panorama pesadillezco (o mejor antes aún) cada escuela podrá encarar por sí misma la implementación de Software Libre.



Por Marcos el mes de abril del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio