Sistemas

Coca-Cola se queda sin poder tuitear por ser demasiado educada


Los buenos modales pueden tener un precio, por lo menos en Twitter (aunque a nivel personal, abogo por mantenerlos ūüėČ

La multinacional norteamericana de las bebidas carbonatadas, Coca-Cola, se quedó sin poder emitir nada a través de su cuenta de Twitter durante más de una hora y media en horario de máxima audiencia durante la Super Bowl, y todo por agradecer a cada uno de sus seguidores el haberle hecho un retweet.

Consciente de la tendencia cada vez m√°s acusada por parte de los televidentes de combinar el visionado en directo de sus espacios favoritos con su comentario a trav√©s de las redes sociales y, en especial, Twitter, Coca-Cola pens√≥ que no ser√≠a mala idea contratar un caudal extra de datos con el servicio de microblogging para responder a cada una de los tuiteros que hiciera un retweet de una de sus entradas, ya que Twitter limita el n√ļmero de entradas que se pueden realizar al d√≠a para evitar las pr√°cticas de spam.

La multinacional de las bebidas hab√≠a preparado un anuncio televisivo para la media parte de la final del campeonato de f√ļtbol americano, y esperaba que las interacciones con sus seguidores en la Red fueran m√°ximas. Y no solo acert√≥, si no que se qued√≥ corta.

Para su desgracia, se pas√≥ incluso del nuevo l√≠mite contratado, de forma que, igualmente, Twitter acab√≥ suspendi√©ndole la cuenta durante una hora y media, hasta que delante de la reclamaci√≥n de la compa√Ī√≠a, volvi√≥ a abrirla. Si bien esto no fue una hecatombe, si afect√≥ en algo a la imagen de la compa√Ī√≠a, provocando ciertas bromas en la Red.

El problema es que los administradores de la cuenta de Twitter de Coca-Cola hab√≠an preparado un sistema automatizado de respuesta, de forma que cada vez que alguien retuiteaba, el software lanzaba un mensaje de agradecimiento. Como la campa√Īa publicitaria tuvo mayor √©xito del esperado, se produjeron muchos m√°s retweets, y esto llev√≥ a sobrepasar los datos contratados.

Corolario: por lo menos esta vez, el ser educada en Twitter le ha costado caro a una marca.



Por Guillem el mes de marzo del 2013

Historias relacionadas

Volver al inicio