Sistemas

Una experiencia personal con Google TV


El MK802. No es Google TV, es un "stock Android", pero es más recomendable que la plataforma televisiva, según el autor del artículo

El MK802. No es Google TV, es un "stock Android", pero es más recomendable que la plataforma televisiva, según el autor del artículo

La plataforma televisiva de Google no ha llegado a España y, por lo tanto, tampoco a Cataluña, que es donde vivo yo, pero aún así, no he perdido la oportunidad de echarle un vistazo gracias a una compra a través de Amazon.

La verdad es que le tenía ganas a esta tecnología. En mi sala de estar tengo un televisor bastante sencillo (nunca he sido de los que le exigen mucho a su televisor en cuanto a calidad de vídeo y audio, ni siquiera en tamaño), pero me atraía la posibilidad de poder navegar por la Web gracias a un navegador, cómodamente sentado en el sofá. Así que, combinando esta factor con la bajada de precios en el Logitech Revue en Estados Unidos a raíz de la liquidación que hizo el fabricante suizo, me decidí a adquirir uno de estos dispositivos a través de Internet.

En un primer momento, tras su llegada a mi domicilio y su instalación, me gustó bastante, pero rápidamente le encontré sus limitaciones.

En primer lugar, la tienda de aplicaciones. Pese a estar basado en Android, Google TV es un producto diferenciado que cuenta con su propia tienda de aplicaciones, muy reducida en cuanto a variedad. Al tener poco éxito la plataforma, esto ha provocado que muchos desarrolladores hayan perdido interés en adaptar a ella sus creaciones, lo que ha contribuido a que, mes tras mes, sean muy pocas las novedades que hay en dicha app store.

Otro factor es que no ha salido de los Estados Unidos, con lo que cosas cómo la guía interactiva de programas solamente sean válidas para aquel país.

El navegador mismo (Chrome), por ejemplo, tiene un sistema de gestión de ventanas muy ineficiente, que hacia que, a veces, si se abría un pop-up (siempre en forma de ventana a pantalla completa, cómo en un smartphone), perdía el contenido de la página a la que me interesaba acceder porque esta se cerraba de forma automática. El bloqueador de pop-ups estaba activado, por si alguien se lo preguntaba...

El hardware tampoco ha dado mucho de sí. Basado en un procesador Intel Atom, no sé si será por la adaptación de Android a la arquitectura x86 que no acaba de estar pulida, o de la adaptación de Google TV o qué exactamente, pero el rendimiento del sistema se empezaba a degradar al cabo de unas horas de uso, obligándome a uno o dos reinicios en un día intensivo de funcionamiento. Además, el sobrecalentamiento del dispositivo era evidente con cierta frecuencia.

Todo esto (y algún detalle más) ha echo que desde hace unos días haya reemplazado mi Logitech Revue por un MK802 de Miniand Tech, adquirido también a través de Amazon.

El nuevo dispositivo no solamente es más pequeño que el anterior, si no que aunque también se calienta hasta acierto punto, no lo hace tanto cómo en el caso del Revue. Además, y cómo pequeño detalle ilustrativo, no necesito ningún adaptador de la toma eléctrica al contrario que con el set-top box de Logitech, que solamente viene con enchufe norteamericano.

El Android que incluye el nuevo dispositivo no es el de Google TV, si no el estándar de cualquier tablet, por lo que el rango de aplicaciones crece ya que se le puede instalar cualquier app que se encuentre disponible para smartphones y tablets.

También se le puede conectar una webcam, aunque en el caso específico del MK802 esto debe hacerse vía adaptador de microUSB a USB por un puerto que no dispone de alimentación eléctrica extra. En mi caso particular, ha funcionado el audio pero no el vídeo.

Existen, además de este, otros dispositivos similares, con mayor número de puertos USB e, incluso, con la capacidad de admitir un disco duro SATA en su interior.

La experiencia en navegación web también mejora ostensiblemente, desapareciendo el problema que he comentado antes de que la apertura automática de un pop-up u otra página, y el escritorio tradicional de Android se revela incluso más práctico que el de Google TV, claro que hay que añadir un teclado y ratón inalámbricos al 'pack'.

Y la verdad es que tras los primeros pasos con este dispositivo, recomiendo a todo el mundo que quiera disponer de un set-top box en su domicilio que tenga en cuenta una opción que emplee el "stock Android" antes que un dispositivo con Google TV.



Por Guillem el mes de noviembre del 2012

Historias relacionadas

Volver al inicio