Sistemas

Motorola busca trazar un nuevo camino


motorola_cliq_1

Con la presentación de un nuevo terminal basado en Android, la histórica compañía (una de las pioneras en el sector de la telefonía móvil) busca recuperar su carisma perdido ante la pujanza de los fabricantes asiáticos.

Hace algunos años, tres eran los principales nombres cuando hablábamos de fabricantes de teléfonos móviles: Motorola, Nokia y Ericsson. Los tiempos han cambiado, y el campo de la telefonía móvil es uno de los que más ha evolucionado. Nokia parecía controlar completamente el mercado, pero en los últimos tiempos este se ha revolucionado con la aparición del iPhone, el crecimiento imparable de las BlackBerry, y la irrupción con fuerza de fabricantes asiáticos como LG, Samsung o HTC. Ante estas fuerzas, Motorola parecía seguir el camino equivocado, lo que la llevó a perder cuota de mercado (sobretodo fuera de su país de origen, Estados Unidos) y bajar su cotización en bolsa.

Desde hace algunos meses, esta multinacional ha ido buscando reposicionarse en el mercado, y tras algunos movimientos en el ámbito puramente corporativo, ahora presenta nueva línea de terminales con la que apuesta por Android, la plataforma libre basada en Linux y promovida principalmente por Google*.

Con ellos parece buscar el acercamiento a un público joven, usuario asiduo de Internet y, en especial, de las redes sociales que tan hondo están calando entre el público.

El primer modelo es el CLIQ, que según lo veo se parece enormemente al N97 de Nokia (uno de los teléfonos más esperados y alabados de este año) y, de hecho, debe venir a hacerle la competencia directa en el mismo segmento de usuarios.

Tal y como el terminal del fabricante finlandés, el CLIQ se define como un teléfono “social”. Su gran pantalla táctil (tras la cual se esconde un teclado QWERTY completo) se ve poblada por una serie de accesorios tipo widgets, personalizables y que facilitan estar al tanto de lo que ocurre en nuestras cuentas de Facebook, MySpace o Twitter. ¿Les suena algo de lo explicado? sí, el mismo texto podría ser aplicable al N97 y a sus tan publicitados paneles frontales personalizables.

La tecnología MOTOBLUR permite sincronizar los datos de las aplicaciones del teléfono como la agenda de direcciones con fuentes externas, y actualizarlos si cambian en cualquiera de las dos partes. Esto me recuerda en gran medida a la Palm Pre y a las funcionalidades del nuevo WebOS.

El próximo paso en el camino de Motorola es el DEXT, prácticamente indistinguible del CLIQ. Veremos como reacciona el público ante lo que la compañía norteamericana quiere vender como un regreso triunfal... sin admitir que alguna vez se bajaron del carro.

* De hecho, no pocas publicaciones hablan de Google Phone para referirse a los teléfonos equipados con Android, “repescando” un viejo término empleado cuando se creía que lo que la multinacional del buscador presentaría era un terminal, y no un sistema operativo completo.



Por Guillem el mes de septiembre del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio