Sistemas

Un procesador que no contamina


Un procesador que no contamina

El sistema VIA C7-D sigue innovando en la eficiencia energética de los procesadores, reduciendo las emisiones de carbono. El procesador de VIA tiene un consumo de energía de apenas 20W a 1.8GHz, lo que lleva a una referencia en las operaciones de rendimiento por vatio y permite, además, ahorros energéticos, gracias al uso de fuentes de alimentación más pequeñas y a ventiladores refrigerantes, lo que permite trabajar con una PC silenciosa. El dióxido de carbono producido de la operación del procesador durante el ciclo de vida del PC se compensa luego a través de proyectos regionales de conservación energética, reforestación y energías alternativas.

“Gracias a la combinación óptima de un diseño de bajo consumo, un rendimiento dirigido a la productividad y unas prestaciones de seguridad avanzadas, nos enorgullece ofrecer el procesador VIA C7-D como la primera solución informática mundial libre de carbono”, comenta Richard Brown, vice presidente de marketing de VIA Technologies, Inc. “En compensación por las emisiones de carbono producidas a través de las operaciones de los procesadores, VIA está muy orgullosa de contribuir con proyectos en todo el mundo que mejoran la calidad de nuestro entorno, y nos permite a nosotros, como compañía, dar algo a la comunidad”.

Las operaciones iniciales para contrarrestar el carbono de los procesadores VIA C7-D se han realizado en cooperación con Carbon Footprint Ltd, líder en la gestión de emisiones de carbono.

“En todo el mundo estamos viendo un interés creciente de las compañías y de los individuos en aportar su granito de arena para reducir las emisiones de carbono, como un camino para asegurar a las generaciones futuras un mundo mejor”, afirma John Buckley, director ejecutivo de Carbon Footprint. “Los productos como el procesador C7-D son un paso muy importante en la dirección correcta para las organizaciones que buscan neutralizar las emisiones de dióxido de carbono en sus operaciones, y estamos orgullosos de trabajar con VIA en sus proyectos para contrarrestar el carbono”.

Además, con el lanzamiento del procesador C7-D, VIA está introduciendo un innovador sistema llamado TreeMark, que pretende ser una herramienta útil para las organizaciones que quieren conocer el balance del impacto medioambiental a la hora de decidir comprar un ordenador.

“Las empresas están utilizando cada vez más la tecnología a escala global”, comenta Roger Kay, fundador y presidente de Endpoint Technologies Associates, “y quieren trabajar con proveedores que dispongan de tecnologías que cumplan a la perfección con los requisitos de eficiencia, bajo coste y bajo impacto medioamiental, a la vez que proporcionen un buen rendimiento”.



Por Sistemas el mes de septiembre del 2006

Historias relacionadas

Volver al inicio