Sistemas

E-Paper: usemos papel electrónico, salvemos los bosques


Un fantasma ecologista recorre el mundo, y es así que las noticias se filtran por diferentes medios y unen, de vez en cuando, la tecnología y la ecología, en este caso: el hardware (equipamiento físico). Ya hemos informado hace un tiempo que la Agrupación de Diarios Europeos se encuentra realizando pruebas, veamos un poco más de qué se trata el tema.

Los inicios del "e-paper", o papel electrónico: ¿cómo podría ser de otra manera? "¿Cuándo no?", la gente del MIT, Massachusetts Institute of Technology, lo ideó diez años atrás, época en la cual el mundo no estaba ni remotamente preparado para una utilización más o menos masiva del mismo. Pero la idea era -y es- de todos modos, genial, ¿qué tal si existiera un papel que pudiera utilizarse por casi infinitas veces sin tener que talar árboles para producir nuevo papel? Lo que en los siglos pasados hubiera formado parte del sustento de cuentos y novelas fantásticas, hoy es una realidad, sólo queda implantarlo.

Las micropartículas del diámetro de un cabello humano son el "secreto" teconológico detrás del e-paper, estas flotan en un líquido, las negras poseen carga negativa y las blancas positiva, si suben se ven, si bajan se esconden... simple ¿no? Tal es así que podemos doblar el papel electrónico, porque es como un papel cualquiera en definitiva, no es una pantalla de una computadora, además es muy duradero y, lo que es crucial: da la sensación de estar leyendo un papel común, esto se debe a que no emite luz, sino que actúa recibiendo luz de cualquier clase desde el exterior.

Podemos destacar el Reader de Sony, un libro electrónico, y el celular barato de Motorola que se vende en la India. Lo único que extrañaremos, sólo por ahora, es la ausencia de color y el hecho de no poder ver videos, pero esto último tampoco podemos hacerlo en el Diario de papel de todos los días.

Más información:

http://www.eink.com

http://www.sony.com



Por Marcos el mes de abril del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio