Sistemas

Google sigue sumando demandas


El gigante de Internet no tiene respiro. La semana pasada un fallo en contra le dijo que no a la posibilidad de usar su clásico nombre Gmail en Alemania porque en ese país europeo ya había una marca registrada así.

Ahora se le acaban de sumar dos nuevos casos. Uno en Australia y el otro en China, aunque ambos son por motivos diferentes.

En cuanto al primero, tiene que ver con una acusación por “conducta engañosa contra los usuarios”. El motivo de la queja se remonta al año 2005 y el acusador es la Comisión Australiana para el Consumo y la Competencia (ACCC).

Esta comisión asegura que ese año, cuando el usuario ingresaba al buscador para encontrar algún link que lo condujera a una empresa de coches usados, en vez de linkear al sitio que se estaba buscando, lo llevaba a la revista Trading Post Australia, especializada en el tema. Una especie de "arreglo" para llevar al usuario a donde Google quería.

El motor de búsqueda aseguró que es un ataque contra ellos mientras que la Comisión se alardea de ser la primera agencia reguladora que está haciendo algo por controlar las prácticas comerciales de la compañía. Aunque como vemos, este control se remonta a algo que sucedió dos años atrás. ¿No se habían dado cuenta antes o qué habrá pasado durante este tiempo?

El otro asunto es en el país asiático. Acá la acusación tiene que ver con cuestiones legales relacionadas con el nombre. Una empresa china asegura que el registro de la marca en chino es similar al suyo y que eso le está trayendo problemas comerciales. Su nombre es Guge Science and Technology.

Lo único a que apunta la gente de Guge es a que Google no utilice más su nombre allí. Grandes aspiraciones, por supuesto. Y si bien no dieron detalles sobre a qué se dedican, mientras ven si se puede llegar a algo, van teniendo algo de publicidad, obviamente.

Es definitiva, nadie va a negar las intenciones comerciales de Google en todo sentido. Lo que hacen, justamente lo realizan para tener algún rédito de fondo, si no fuese así no habrían llegado a ser lo que son actualmente. Y así como tiene que defenderse no sólo los derechos de las grandes empresas sino también de las pequeñas compañías, no puede negarse que su nombre también puede causarles un momento de gloria a quienes son marcas casi desconocidas. Un tema para estudiar con cuidado en cada caso en particular.

Más información:

http://www.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=153615&ID_Seccion=21

http://www.elmundo.es/navegante/2007/07/12/tecnologia/1184231036.html

Alemania le dijo NO a Gmail de Google



Por Analia el mes de julio del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio