Sistemas

Ahora quieren que no haya sistema operativo preinstalado


Cuando todavía está fresca la noticia sobre el fallo por abuso de posición dominante que la Unión Europea sancionó en contra de Microsoft, y por supuesto aprovechando ese revés, en Europa se sigue batallando contra la tecnológica.

En este caso particular, quien se hizo escuchar fue Globalisation Institute, y lo hizo a través de un informe que preparó para entregar a la Comisión Europea, en el cual le “recomienda” que a partir de ahora tendría que exigir que todas las computadoras que se vendan en dicho continente no deberían tener un “sistema operativo incorporado”.

Esta decisión que plantea la justifica haciendo una comparación entre las diferencias que existen en el momento de optar por un hardware o un software determinado. Para ser más claros, que la competencia que hay cuando se adquiere el hardware es mayor que cuando se quiere acceder al software: “El usuario que acude a una tienda para comprar un ordenador doméstico no puede adquirirlo sin pagar automáticamente por Windows… No existe competencia significativa entre los sistemas operativos para ordenadores domésticos”. Y de esta manera, habría también una mayor competencia en el sector de software.

En definitiva, se está buscando por todos los ángulos que se pueda desarrollar un verdadero mercado competitivo para los sistemas operativos. Por supuesto que es algo muy interesante, pero nada sencillo de lograr. Se ha establecido una especie de cultura del Windows (por comodidad, por falta de conocimiento, por necesidad o por elección) que queda demostrada en el porcentaje de usuarios que utiliza el Windows (especialmente el XP), que ningún otro puede quebrar (ni siquiera el Vista). Y va a hacer falta más de un fallo para tirarla abajo.



Por Analia el mes de septiembre del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio