Sistemas

Las descargas ilegales de programas de TV ayudan a medir su éxito


La contradicción persigue a la industria del video: hace apenas 10 días titulábamos “Los cazadores de "piratas" terminan violando sus propias reglas ...”, un caso en que la Motion Picture Association of America infringió legislación amparada por el copyright al no poner a disposición el código fuente (tal como lo exige la licencia GNU GPL) de un software destinado a perseguir a personas que descargan películas desde Internet, violando copyrights restrictivos.

Es decir que la MPAA de algún modo cayó en la misma lógica de aquellos a los cuales persigue legalmente: no cumplió la legislación y debió retirar ese software.

Algo similar, por lo contradictorio del caso, sucede ahora con las series de Televisión: según se informa, la industria se nutre de datos de descargas ilegales para medir su éxito, es decir que de algún modo, moralmente, está aprobando las mismas.

Pero la información incluso va más lejos y sugiere que existen productoras de televisión que están apoyando abiertamente este tipo de bajadas ilegales, distribuyendo copias de los episodios a “amigos de los amigos”, no relacionados de forma directa con tales productoras, y que pueden poner el material en redes de intercambio P2P, como por ejemplo las que son accesibles desde eMule, Bittorrent u otros softwares. Desde ya, esto no ha sido comprobado aún, pero podría ser un paso hacia un modelo de negocios diferente.

Guinevere Orvis, un productor Web de Toronto, Canadá que trabaja para la gran industria en Alliance Atlantis, CTVglobemedia y CBC de manera freelance da cuenta de este fenómeno.

La industria está llevando la promoción de los shows, trailers, y clips en YouTube y otros sitios de video online, así, la televisión está llegando a un punto en la historia en el cual la cantidad de visitantes Web da una idea de la audiencia real que poseen los programas. Ya no es posible medir la audiencia solamente mediante consultoras como Neilsen TV, si la industria quiere tener una mejor idea sobre qué quieren sus televidentes, deberán mirar qué sucede en Internet.



Por Marcos el mes de diciembre del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio