Sistemas

Cafeteras hackeadas


Cuando decimos que el software se encuentra cada vez más presente en nuestras actividades cotidianas, nuestros hábitos, comunicaciones, operaciones financieras, etc., no exageramos.

En SecurityFocus.com se publicó un artículo que habla sobre cómo hackear una cafetera, es decir, cómo crackear en realidad el mecanismo de seguridad para hacer lo que nosotros queramos.

Se trata de una cafetera que se vende en los Estados Unidos de Norteamérica con conexión a Internet, la misma posee un fallo de seguridad que puede ser explotado para modificar parámetros con que se sirve el café, e incluso las máquinas con Windows XP que estén conectadas a la misma cafetera podrán ser accedidas luego de romper la seguridad, con lo cual quedaría toda la intranet vulnerada.

Jura Impressa F90 es el nombre de este aparato costoso (1800 dólares es un tanto caro para tales bichos), permite configuración y personalización, y si existiera algún inconveniente los ingenieros podrían repararlo a distancia mediante Internet. Siempre parece más barato reparar algo sin necesidad de moverse, sin pagar pasajes, perder tiempo viajando que podría ser provechoso para otra cosa... pero al utilizar sistemas inseguros la gente debe afrontar las consecuencias.

Los crackers podrían hasta romper el equipo ajustando parámetros para que sean incompatibles con su funcionalidad, y obviamente son capaces de hacer cosas menores, como ajustar la cantidad de agua por cada vaso, etc.

Quienes compren estas cafeteras, al menos asegúrense de no conectar PCs con Windows a las mismas, utilizar GNU/Linux sería inteligente para evitar todo tipo de infiltraciones en la red local. Al existir tantas versiones del kernel Linux como se puedan imaginar, al ser su arquitectura mucho más segura que los kernels de Windows, al tener un sistema de usuarios más consistente y serio, al ser compilado con diferentes versiones de GCC, es en general más complicado poder explotar fallos, aunque no es nada imposible.

Este caso es poco importante porque sólo se trata de una cafetera, pero cuando hablamos de transporte público que usa software u otro tipo de elementos tecnológicos complejos y críticos para una sociedad, es cada vez más claro que la población toda debería recibir nociones básicas de programación durante su educación en todos los niveles, así como se enseñan otras materias que hacen a la construcción de esta sociedad.



Por Marcos el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio