Sistemas

Publicada openSUSE 11.0


Ya ha llegado por fin y después de varias versiones previas que han generado gran expectación, la nueva versión de openSUSE, una de las principales distribuciones de GNU/Linux existentes actualmente y una de las clásicas por su dilatada historia.

La principal novedad de openSUSE 11.0 es la substitución de KDE 3 por la versión 4 del mismo entorno, con todas las novedades que aporta cómo el gestor gráfico Plasma, el menú KickOff y el lavado de cara que se le ha realizado. openSUSE es la primera de las distribuciones más importantes que incluye a KDE 4 cómo uno de los escritorios principales junto a Gnome.

Precisamente, esta nueva versión de KDE pondrá las cosas muy difíciles a Gnome. Durante los últimos años este escritorio ha ido conquistando poco a poco a responsables de distribuciones Linux que anteriormente utilizaban a KDE cómo escritorio principal, sustituyéndolo y arrinconándolo aunque se ha quedado cómo escritorio secundario.

El aspecto de KDE 4 ha sido personalizado y adaptado a los requerimientos de openSUSE. Así, por ejemplo, se ha substituido Kcontrol por Systemsettings. Además, también se han tomado algunas aplicaciones de la versión 4.1 de KDE, que no habían sido migradas a KDE 4.0 cómo la suite KDEPIM.

No obstante, y si somos usuarios recalcitrantes de KDE 3.x, disponemos de la versión 3.5 de dicho entorno en el DVD de instalación.

Tampoco falta la última versión de Gnome, la 2.22, que pese al empuje experimentado por KDE, continua siendo el escritorio recomendado por el equipo de desarrollo de openSUSE. Cómo en anteriores versiones, su aspecto se ha personalizado y adaptado a los gustos y filosofía de la distribución.

El instalador también cambia y se actualiza. Esta parece una condición indispensable para cualquier distribución de Linux que se enorgullezca de estar en el top de las "listas de éxitos" de este sistema operativo desde que el proceso de instalación era considerado difícil para los usuarios no informáticos y los responsables de las distros intentaban asemejarlo lo más posible a los procesos de instalación de Windows y Mac OS X.

La calidad gráfica del instalador es lo que mejora en mayor medida, dando un aspecto más profesional. I es que ya desde los tiempos de SuSE antes de la absorción por parte de Novell, esta distribución ya era conocida por su orientación más bien profesional, aunque es apta para cualquier perfil de usuario. No obstante, herramientas cómo la que nos permite "clonar" la configuración que hemos dado al instalador en una máquina para utilizarla después en otra diferente, marcan claramente este enfoque profesional.

El compositor avanzado de ventanas Compiz Fusion, resultado de la fusión de Compiz y Beryl, se incluye también por defecto en esta versión de la distro, proporcionando efectos tridimensionales avanzados al más puro estilo del Mac OS X.

El navegador web incluido es la quinta beta de Firefox 3.0, que si bien no es la versión definitiva (por unos pocos días no se ha estado a tiempo de incluirla), es la más utilizada hasta ahora por las distros Linux, e incluida entre otras, por ejemplo, en Ubuntu 8.04 o en Fedora 9.

No sería de extrañar que en unos días o semanas, y mediante una actualización de software, los usuarios de openSUSE 11.0 dispusieran ya de la actualización a la versión definitiva de Firefox 3.

Cómo gestor multimedia disponemos de Banshee 1.0, una aplicación homologable al iTunes de Apple que nos permite gestionar toda nuestra colección de música y vídeos. En esta edición presenta interesantes novedades cómo la reproducción de vídeo, soporte para los iPod's de Apple, y una mejor integración con Last.fm .

OpenOffice 2.4 seria lo último más destacable, aunque no se acaban aquí las novedades pese a que sería imposible nombrarlas todas aquí.

La descarga puede ser realizada de forma libre y gratuita para las arquitecturas i386 (32 bits), x86-64 (64 bits para PC y Mac) y PowerPC (sobretodo Apple Macintosh antiguos).



Por Guillem el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio