Sistemas

SanDisk en la mira de Samsung


El mercado de las memorias está que arde. ¿Por qué lo decimos? Porque en esta historia están incluidos tres grandes del sector como Samsung, SanDisk y Toshiba, aunque este último en forma indirecta.

El que armó el revuelo fue Samsung, uno de los mayores fabricantes de chips a nivel internacional, que está viendo la posibilidad de comprar SanDisk, a cargo de la fabricación de memorias flash, de las que se utilizan para dispositivos como teléfonos móviles, reproductores de música y cámaras digitales, y actualmente valuado en nada más y nada menos que 3.200 millones de dólares.

Lo que sucede es que en los últimos años, los bolsillos de SanDisk están cada vez más vacíos. Incluso para julio de este año anunció que había tenido una pérdida de casi 70 millones de dólares. Pero esto no significa que no esté inserto con fuerza en el mundo de las memorias.

Por un lado, Samsung le paga una cuota anual por licencias de unos 500 millones de dólares. De manera que si se cierra algún acuerdo de compra, se reducirían los gastos de Samsung en cuestión de licencias.

Pero además, y acá está uno de los temas centrales, es que SanDisk tiene alianzas con Toshiba lo que le permite a esta última tener una mayor producción de chips, hasta están planeando -debido a esta unión- duplicarla.

Lo real es que Samsung está tratando de detener la avanzada de Toshiba y, además, retomar el lugar de número uno que alguna vez tuvo. Y esta decisión le permitiría encaminarse hacia estos objetivos, además de reducir sus gastos en licencias. Si bien aún no hay nada dicho oficialmente, lo que sería interesante saber es si este negocio se concreta, lo veremos reflejado en el abaratamiento de los dispositivos. Pero para esto, habrá que esperar a ver cómo sigue la historia.



Por Analia el mes de septiembre del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio