Sistemas

Micromuse ejemplifica la seguridad en redes inalámbricas


La tecnología inalámbrica LAN o WiFi promete interoperabilidad facilidad de despliegue sin precedentes en el mundo de las Tecnologías de Información (TI). Cerca de 7,500 computadoras y sistemas conectados en acceso inalámbrico constatan que alrededor del diez por ciento son de grandes empresas.

Una red inalámbrica es aquella que permite a sus usuarios conectarse a una red local o a Internet sin cables, ya que sus datos (paquetes de información) se transmiten por el aire. Gracias a la movilidad y reducción de costos que aportan, florecen multitud de redes inalámbricas en oficinas, centros de trabajo y lugares públicos (hot-spots). Sin embargo muchas veces no se tiene en cuenta su vulnerabilidad tanto en privacidad de las comunicaciones, como frente a intrusiones en la red. A la hora de afrontar el reto de la movilidad, es imprescindible tener estos asuntos en mente y tomar las medidas adecuadas.

La solución Netcool de Micromuse para los proveedores de servicio inalámbrico asegura altos porcentajes de disponibilidad requeridos para conservar a sus clientes actuales, mientras se racionalizan y reducen costos totales. Proporciona además visibilidad de extremo a extremo y supervisión en tiempo real de la infraestructura sin cables de la red, tendiendo un puente entre los datos de ésta, la supervisión del nivel de servicio y el manejo del cliente.

Para montar una red inalámbrica hay que contar con una PC que sea un "Punto de Acceso", pues lo demás son "dispositivos de control". La infraestructura puede variar dependiendo del tipo de red a instalar en tamaño y distancias de alcance de la misma.

La nueva batalla a mediano plazo en cuanto a seguridad en redes es con las inalámbricas, ya que es un producto atractivo para las empresas pero en la actualidad carente de la protección apropiada. Al igual que actuaría un atacante, los investigadores han realizado un estudio en la Comunidad de Madrid, el cual consistió en realizar un recorrido por las calles con un vehículo, con la única compañía de una computadora portátil con tarjeta Wi-Fi, un software de detección de redes y una antena omnidireccional. Con este método de Netcool de Micromuse, pudieron detectar cerca de 7,000 computadoras y sistemas conectados a 518 puntos de acceso inalámbrico, de las cuales, cerca del diez por ciento eran de grandes empresas.

Tipos de inseguridades

Éste es el talón de Aquiles de las redes inalámbricas. Si están correctamente configuradas se ahorra en disgustos y se gana tranquilidad. Las inseguridades radican en:

· Configuración del propio "servidor".

· La "escucha".

· "Portadoras", mandan paquetes al aire, pero esta posibilidad es real.

Consejos de seguridad

Para que un intruso se pueda meter en la red inalámbrica tiene que ser nodo o usuario, pero el peligro radica en escuchar la transmisión. A continuación unos pequeños consejos para estar más tranquilos con la red inalámbrica.

1. Cambiar las claves.

2. Control de acceso seguro con autentificación bidireccional.

3. Control y filtrado de direcciones e identificadores de red para restringir los adaptadores y puntos de acceso que se puedan conectar a la red.

4. Configuración Web, la seguridad del cifrado de paquetes que se transmiten es fundamental en las redes inalámbricas. La codificación puede ser más o menos segura dependiendo del tamaño de la clave creada y su nivel, la más recomendable es de 128 Bits.

5. Crear varias claves Web que varíen cada día, para el punto de acceso y los clientes.

6. Utilizar opciones no compatibles.

7. Radio de transmisión o extensión de cobertura.

Todos estos puntos son consejos, las redes inalámbricas están en plena expansión y se pueden añadir ideas nuevas para mejorar la seguridad.

Micromuse suministra visibilidad de punta a punta y monitoreo en tiempo real de su infraestructura de redes, haciendo un puente entre los datos de fallas de red, el monitoreo de niveles de servicio y administración de clientes. Las aplicaciones Security Management de Micromuse contribuyen a que los clientes ofrezcan, a precios notablemente más económicos, servicios mediante redes cada vez más complejas, de varios proveedores. Esto también les permite gestionar sus redes desde un punto de vista de negocio, optimizando el tiempo y los recursos.



Por Sistemas el mes de enero del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio