Sistemas

¿Y Windows le ganó a Linux?


¿Y Windows le ganó a Linux?

Autor: Roberto Muñoz

-----------------------------

Reflexionamos acerca de por qué Windows continúa siendo el sistema operativo elegido por la mayoría de los usuarios a pesar de las ventajas de Linux.

Después de las declaraciones del presidente de RedHat Linux, Matthew Szulik donde afirma que aunque Linux es capaz de exceder las expectativas de los usuarios corporativos pero a los consumidores domésticos aún les viene ‘grande’, deja al descubierto la tarea pendiente del sistema del Pingüino con el usuario común.

A manera de relato...

Juan ha trabajado toda su vida con Windows, conoce y maneja a la perfección las tareas más comunes dentro del sistema operativo y algunas consideras complejas, se siente orgulloso de sus conocimientos. Juan esta siempre dispuesto a ampliar sus horizontes, se entera de la existencia de Linux, ha oído de sus bondades tales como estabilidad, velocidad, funcionalidad y precio. Juan se encuentra sorprendido de que Linux ha estado ahí desde hace tanto tiempo. Ahora desea con anisa probarlo, ‘instalará Linux en su PC’.

Juan comienza a conocer los tópicos generales del tema, toda su atención se centra en Linux, la historia del sistema, comienza a manejar términos como: GPL, kernel, Distro, Xfree86, GNU, sabe que es mucha información por tal motivo comienza a confundirse, pero confía que sus habilidades computacionales le permitirán realizar esta ‘faena’ sin mayores contratiempos.

Algún tiempo después

Juan comprende vagamente el entorno que rodea Linux, ahora se pregunta ¿que Linux instalar?, Redhat, Debian, Mandrake, SuSE, Lindows, etc., La competencia es atroz aún en Linux, Juan recurre a la Internet en busca de respuestas sobre que distribución elegir, encuentra abundante información respecto el tema, pero lamentablemente la gran mayoría de la información publicada en comunidades y sitios especializados es confusa y muy abstracta, se decide por la ‘segura’ opta por la distribución más popular, RedHat.

La instalación

Juan consigue los Cds del Sistema Operativo Linux RedHat, procede a instalar RedHat en su PC con Windows, comienza a instalar Redhat, todo va de maravilla, pero…. Juan aún no lo sabe pero ha cometido un error producto de su impericia configurando mal el gestor de arranque, de esta manera ha inhabilitado a su sistema para iniciar de forma regular Windows. Ha concluido satisfactoriamente la instalación. Reinicia su PC, accede a Linux, establece las configuraciones primarias, comienza a examinar Linux, inspecciona detalladamente el entorno, pero Juan sigue esperando algo más.

El uso formal

Juan vuelve a encender su equipo y trata de ingresar a su sistema Windows pero su error durante la instalación le imposibilita ingresar, después de analizar el entorno y las alternativas entiende lo que ha pasado, sus conocimientos no le bastan, pide ayuda en las comunidades Linux, pero resulta inútil, no logra comprender en su totalidad las respuestas de los iniciados en el sistema. Después de algún tiempo Juan soluciona su problema pero siente desconfianza hacia todo lo que tenga que ver con Linux, tiene una mala impresión del sistema, lo considera complejo en muchos aspectos, escaso de software, incompatible y muy poco amigable, Juan comprende que Linux no es para el.

¿Y Windows le gano a Linux?

Gran parte de los problemas que el usuario común puede encontrar al gestionar Linux, son las grandes diferencias que tienen con los otros sistemas como Windows o Apple.

Las principales diferencias de Linux con respecto de Windows son:

1. Linux demanda conocimientos de su arquitectura subyacente.

2. Faltan programas para algunas áreas específicas ó en su defecto desarrollarse más.

3. La curva de aprendizaje es considerablemente mayor.

4. Hay soporte limitado para hardware nuevo.

Ahora, para que Linux gane terreno como sistema de escritorio a un ritmo acelerado es necesario:

- La ayuda incondicional de la industria de las tecnologías de la información para lograr contar con alternativas de código abierto más robustas y confiables.

- Tomar lo mejor de Windows y de Apple en todos los aspectos y adoptarlos de la mejor manera.

- Mejorar drásticamente la compatibilidad con Windows.

- Promoverlo como sistema operativo de ambiente escolar, desde los niveles medio superior y superior.

- Establecer en los programas de estudio de nivel superior en las áreas de las Tecnologías de la Información, el aprendizaje y desarrollo de software en plataformas de código de fuente abierta, ya que representan una alternativa confiable y económica para las instituciones.

- Legislar para que todas las computadoras de escritorio nuevas puedan correr dos sistemas operativos por Ley (Windows y Linux) garantizando la compatibilidad.

Ante los esfuerzos de varios países entre ellos China y Brasil para promover la adopción masiva del Linux, el reto es grande más aún cuando el dominio y la facilidad de Windows que versión tras versión ‘encanta’ a sus usuarios dejando un pequeño espacio para los otros sistemas.

Esperemos que en los próximos años Linux, en su versión de escritorio, sea un sistema más amigable, sencillo en todos los aspectos y de esta manera logre un sano equilibrio ante el inminente dominio de Windows, todo en el contexto de una mejor sociedad de la información en el nuevo milenio.



Por Sistemas el mes de enero del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio