Sistemas

¿Aviso financiero para Microsoft?

Publicidad

Microsoft

Recientemente, la compañía presidida por Steve Ballmer ha presentado sus resultados trimestrales, los cuales han dado un balance negativo, el primero en dos décadas.

Hasta ahora, y por mucho que dilapidara la empresa en buscarse un puesto de liderazgo en mercados en los que no tenía un peso específico importante, o bien que subvencionara las videoconsolas de los jugones, Microsoft tiene un dominio tan avasallador en el ámbito de los PCs, que esto había sido suficiente como para trampear y presentar finalmente resultados positivos trimestre tras trimestre.

Publicidad

¿Es esto un indicio de que el imperio Microsoft llega a su fin? A mi entender, nada más lejos. No obstante, sí merece una explicación por ser un fenómeno que se sale de los cánones habituales.

En primer lugar, si el mercado PC no le ha fallado a Microsoft, buena parte de él ha tenido que ser contabilizado de una forma diferente debido a la oferta de actualización a bajo coste de Windows 7 al futuro Windows 8, que saldrá a la venta en Octubre. Esta oferta ha obligado a los contables de Microsoft a contabilizar de una forma diferente las ventas de Windows, lo que ha afectado a la baja a los resultados de explotación.

Otro factor a tener en cuenta es que muchos usuarios han optado por adquirir tablets y smartphones en vez de PCs, que han ido a la baja en ventas. Este factor se entrecruza con otro: si en tablets, Apple y toda una miríada de fabricantes que confían en Android presentan sus ofertas, Microsoft no combate aún en dicho segmento pese a que ya presentó con anterioridad su propia línea de hardware, Surface.

Esto hace que la compañía de Redmond se pierda una parte importante del pastel que suponen las ventas de este tipo de aparatos. A partir de Octubre, y con la puesta a la venta de las tablets basadas en Windows 8 y Windows RT, podremos volver a sopesar la situación para ver si el imperio Microsoft ha podido saltar el bache.

Otra circunstancia que ha llevado a la compañía a obtener resultados negativos ha sido el gasto originado por la compra de Yammer, además de otras operaciones en esta área.

Los resultados en telefonía móvil mejoran, pero aún no son suficientemente buenos para colaborar a restar los gastos que se han originado a lo largo de este trimestre y de compensar la disfuncionalidad de la división de Windows.

Habrá que esperar para ver el resultado de las iniciativas tomadas recientemente por la multinacional norteamericana (especialmente en lo que se refiere a los tablets con Windows 8) para elucubrar algo sobre el futuro del dominio de Microsoft en el campo de las nuevas tecnologías.



Por Guillem el mes de julio del 2012

Historias relacionadas

Volver al inicio