Sistemas

El disputado retorno de la inversión para el posicionamiento social


redes-sociales1Cuando hacemos una publicidad “tradicional” en un medio de los “de toda la vida” como son un diario, radio o televisión, tenemos más o menos claro la forma en como nos devuelve esta inversión (lo que los anglosajones llaman el ROI, Return Of Investmen). Hay diversas técnicas para controlarlo, aunque el margen de incertidumbre es bastante grande.

En Internet, el control de la publicidad puede ser un poco más estricto, ya que por ejemplo podemos contar las veces que se ha visto nuestro banner, las veces que ha sido clicado, y a partir de las IP's obtener toda una serie de datos estadísticos (como el país e incluso la ciudad desde donde se ha consultado), saber la hora a la que nos han hecho un clic,... pero qué pasa con los llamados “medios sociales”, aquellos propios de la Web 2.0 como los blogs y los marcadores sociales? Simplemente que no podemos conocer su retorno.

No pocas empresas han empezado estos últimos tiempo a adentrarse en el mundo de la publicación en blogs. Las grandes multinacionales -y las tecnológicas, por supuesto- han subido muy convencidas al carro, desplegando en algunos casos una variedad de blogs realmente impresionante. Incluso han facilidad las herramientas a sus trabajadores para que los creen y expongan en ellos sus experiencias, proyectos e ideas. Todo esto porque al ser una forma de publicar que les permite acercarse mucho más a los lectores, usuarios y potenciales clientes, facilita mucho más el feedback mutuo, el intercambio de opiniones en un entorno informal. En definitiva, hace más próxima la empresa al internauta.

Las redes sociales, los marcadores sociales y otros como Twitter, realizan la misma función de servir como herramienta de comunicación y marketing informal y próxima a los posibles clientes, para atraer a aquellos que no lo son y para integrar la empresa con la sociedad civil.

Y esto no sólo funciona para las grandes corporaciones. Muchas pequeñas empresas, compañías de tipo familiar, y profesionales independientes, se han ganado fama, valía y clientes gracias a haber creado y mantenido un blog de éxito, o bien tener un perfil bien trabajado y activo en una red social, o bien con un Twitter de éxito,... sin embargo, hay una fórmula para el éxito? y más aún: como puedo valorar el éxito que tengo?

Eso, según mi opinión, es imposible. No puedo valorar con certeza el retorno de la inversión que he hecho en publicidad en medios sociales en línea, ya que lo que me devuelve es prestigio y renombre, nada palpable.

Si que en un momento determinado puedo llegar a conseguir algún cliente, a mí mismo me ha pasado, pero es algo más bien raro, muy difícil. Estoy hablando de un cliente directo, de aquellos que se pone en contacto contigo, te llama o te envía un correo electrónico con la intención de comprar tus productos o contratar tus servicios. Lo que si conseguiremos es algo que no da de comer directamente, pero que si uno juega bien sus cartas, puede dar indirectamente: prestigio y que se le conozca.

A mí mismo me ha pasado; a base de años escribiendo en diversos medios, ahora me gano la vida (no soy millonario pero tampoco voy a dos velas) entre otras cosas con charlas y conferencias que he conseguido gracias a que soy una persona conocida, a que muchas personas han leído un artículo mío y se han interesado por mi opinión, me han querido llevar a algún acto que organizaban para que diese una conferencia. Y, evidentemente, mi tiempo y mis conocimientos tienen un precio. Y como yo, mucha más gente ha empezado haciéndose una fama en el medio online y ha acabado ganándose la vida como conferenciante, consultor o periodista.



Por Guillem el mes de agosto del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio