Sistemas

Se multiplica la oferta de plataformas para netbooks y MIDs


nvidia_tegra

Más potencia de cálculo, mejor calidad de imagen, posibilidad de ver vídeo en alta definición, más duración de la batería y no necesitar un ventilador mecánico como en el caso de los procesadores Intel son algunas de las máximas que siguen las compañías que se han metido en el mundo de la fabricación de microprocesadores para dispositivos tipo netbook o MID.

Estas nuevas clases de hardware nacen raíz del proyecto OLPC, inicialmente enfocado en los países del llamado tercer mundo (que lo nombramos así desde el punto de vista de superioridad que asumimos en el autonombrado primer mundo...) pero que rápidamente despertó el interés de los consumidores y usuarios de Europa y los Estados Unidos por disponer de máquinas pequeñas y con gran autonomía aunque fuera sacrificando una parte importante de la potencia.

Con estas premisas como base, el segmento de los netbooks ha avanzado espectacularmente desde que Asus presentó el primer Eee PC, y en estos tiempos de crisis es lo que está permitiendo sobrevivir al sector de la fabricación y venta de hardware.

Este jugoso pastel está monopolizado actualmente por Intel y su plataforma Atom, que domina en la mayoría de las máquinas con las excepciones de aquellas que montan un procesador VIA (cada día más raras, pues muchos fabricantes que los usaron al principio han migrado al Atom. Es por ello que ofrecer una alternativa viable económicamente y en rendimiento a la plataforma de la compañía californiana se ha convertido en una tentación demasiado grande para los fabricantes de microchips.

La competencia más fuerte a Intel puede venirle de la mano de los diversos fabricantes licenciatarios de la arquitectura ARM, como Qualcomm. De esta última compañía, precisamente, se ha presentado en el último Computex de Taiwan un modelo de Eee PC de Asus que luce uno de sus últimos chips.

Nvidia es otro de los contendientes que ha hecho su presentación en sociedad en este último Computex, no vano una de las ferias más importantes de informática junto al CES de Las Vegas, aunque había hecho pública su intención de entrar en este segmento ahora hace cosa de un año.

Los chips Tegra también están basados en la arquitectura ARM, y están disponibles para dispositivos de tipo MID y netbook en una serie, y para dispositivos tipo PDA y smartphone en otra.

Uno de los principales puntos fuertes de estos dispositivos es la falta de ventilador mecánico para disipar el calor generado. Si no me equivoco, emplean un sistema de disipación por inducción, en el que el microprocesador entra en contacto con un elemento al que transmite el exceso de temperatura y, por lo tanto, este “se lleva” el calor sobrante.

Esto permite hacer máquinas más pequeñas, silenciosas y resistentes, ya que los ventiladores mecánicos tienen más posibilidades de sufrir fallos.

Por lo que respecta a las plataformas de software empleadas en estos desarrollos, nos topamos mayoritariamente con Linux, ya sea en adaptaciones del Android de Google o en distribuciones como Ubuntu Netbook Remix. Microsoft no tiene un port del núcleo NT (base de Windows XP y sucesores) para la arquitectura ARM, pero sí de Windows CE, la versión móvil de este.

Por lo que respecta a Android, Google no ha dado oficialmente el pistoletazo de salida a la implantación de su plataforma en computadoras ultraportátiles, pero tampoco lo necesita; en primer lugar porque al ser Linux, la plataforma es libre y abierta, y por lo tanto no hay inconveniente en que cualquier fabricante o programador independiente tome el código fuente y lo adapte a la máquina que quiera. En segundo lugar porque el interés generado ya de por sí por la misma plataforma actúa como impulsor, de forma que a Google no le es necesario actuar de dinamizador. Prácticamente se puede sentar a esperar que las cosas caigan por su propio peso.



Por Guillem el mes de junio del 2009

Historias relacionadas

Volver al inicio