Sistemas

Estar en la última o elegir lo más estable y probado


Este es un dilema que se da muy seguido en el mundo de las distribuciones GNU/Linux. Las últimas distros populares que han salido al ruedo, Fedora, Mandriva, openSUSE y Ubuntu, han elegido en general arriesgarse y emplear versiones de software poco testeadas e incluso versiones no estables, como Firefox 3.

Hace días realicé un informe aquí en MasterMagazine sobre las aventuras que tuve que vivir para renovar un tanto mi distribución basada en Debian/ETCH sin actualizar todos los paquetes: si bien es enormemente estable, se encuentra casi 2 años desactualizada (algo que no es pecado, piensen que por ejemplo Windows XP tiena añazos de existencia y la gente lo sigue usando), salvo en cuestiones de seguridad: en esto los Debian Developers trabajan a diario para no dejar escapar fallos que puedan poner en riesgo el sistema. El caso de SSL fue realmente una pena y un desastre, pero nadie es perfecto.

Volviendo al tema: ¿qué sería lo ideal, arriesgarse o ser conservador?

Madriva fue la única distro que eligió ser conservadora y quedarse con KDE 3.5.9 como escritorio, un entorno super probado y con gran futuro aún. Tengamos en cuenta por ejemplo que es el enorno que utilizarán 50 millones de estudiantes brasileños durante 2008 y 2009, lo cual nos habla a las claras que seguirá siendo soportado de una u otra forma por grupos de desarrollo. Además, Mandriva eligió Firefox 2.0.0.14 en Lugar de la beta 3.

Fedora 9 fue la más innovadora de todas las distros analizadas, por ejemplo, viene con Xorg 7.4 como servidor gráfico para el escritorio y X Server 1.5. Esto provoca que los usuarios de placas NVIDIA no puedan utilizar todas las características 3D aún, pero es una elección que a futuro será exitosa porque los beneficios de X Server 1.5 lo valen.



Por Marcos el mes de junio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio