Sistemas

Los grupos que conforman el Parlamento Europeo, favorables a un mayor control de la Red de redes


Cómo ya ocurriera hace unos días con el anuncio de una propuesta de ley para crear un registro voluntario de bloggers, la Internet del viejo continente se ve sacudida por otra noticia que ha sentado muy mal a la parte más activa y activista de la Red: los diversos grupos que componen el Parlamento Europeo se han mostrado favorables a tomar medidas que permitan un control más estricto de los contenidos y las prácticas de Internet a través de las votaciones llevadas a cabo en diversos comités.

Estas votaciones tenían cómo objeto una serie de enmiendas a la Directiva Europea de Telecomunicaciones a las que se han mostrado favorables todos los grupos, incluidos los de izquierdas cómo el Partido Socialista Europeo o los Verdes. Las tres enmiendas propuestas son:

- Enmienda H1: permite a los gobiernos de cada país miembro establecer restricciones para contenido considerado ilícito

- Enmienda H2: se prevé la creación de mecanismos de cooperación entre los ISP's y los productores de contenidos o asociaciones que los agrupen (un ejemplo podría ser la española SGAE)

- Enmienda H3: obliga a los proveedores de servicio a avisar a sus usuarios en caso de que estos estén cometiendo acciones ilícitas, lo que a su vez implica que sean los ISP's quienes controlen qué es lo que están haciendo los internautas.

Las primeras quejas no se han hecho esperar junto a un llamamiento generalizado a manifestarse contra la aprobación de estas enmiendas que, según varias organizaciones cómo FFII (Foundation for a Free Information Infrastructure) o La Quadrature du Net, están destinadas a crear una Internet "soviética", en clara alusión a las formas totalitarias con las que se controlaba a la población en el estado (supuestamente)comunista de la Unión Soviética.

Pese a las manifestaciones favorables de los diferentes grupos que componen el Parlamento Europeo, lo que se ha dado hasta ahora es un paso previo a la aprobación definitiva de estas enmiendas, que deberá ser hecho (o no) en septiembre en una votación en el mismo parlamento y a la vuelta de las vacaciones estivales.

Nos esperan, pues, unos meses de calor y campañas mediáticas para conseguir la derogación de unas leyes que la mayoría de los activistas en pro de la libertad de expresión en Internet ve cómo una vulneración del principio libertario que ha regido la Red de redes desde su paso del estamento militar al civil.



Por Guillem el mes de julio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio