Sistemas

Unos cuantos consejos para pasar un verano tranquilo... informáticamente hablando


Ya no nos es extraño a estas alturas oír los consejos de las autoridades para prevenir los robos y asaltos en el hogar o en la vía pública, especialmente en estas fechas veraniegas en las que nos visitan tantos y tantos turistas ("guiris" cómo decimos de forma entre divertida y despectiva en mi país a los turistas que vienen de otros sitios del mundo 😉 y que los ladrones aprovechan para hacerse el agosto, y nunca mejor dicho. Pues bien, tampoco tendría que parecernos extraño que en estas fechas las amenazas a la seguridad informática también muten, se transformen y cambien ni que sea parcialmente para conseguir llegar al público que se encuentra de vacaciones.

Panda Security, la empresa vasca del sector tecnológico más internacional, ha dado una serie de consejos para mejorar la seguridad de los usuarios informáticos en los meses de más calor, pese a que estas medidas se pueden aplicar todo el año y, de hecho, es conveniente hacerlo. Personalmente me han parecido muy acertadas, sobre todo el hecho de enfocarlo hacia el verano, pues sin dejar de ser el mismo discurso de siempre, seguro que así se consigue captar la atención de más de uno que estos días disfruta de su descanso veraniego.

El primer consejo que nos da Panda no puede ser otro: disponer de una solución de seguridad activa y actualizada en todo momento. La compañía del osito de peluche añade el cortafuegos como necesidad indispensable de ésta.

Se puede acusar a Panda de barrer para su casa, ya que su sector es la venta de antivirus y paquetes de seguridad, pero lo cierto es que la sugerencia tiene toda la validez independientemente que venga de Panda, de otra compañía fabricante de soluciones de seguridad o de un analista independiente.

La mayoría de las amenazas a la seguridad informática hoy en día nos llegan a través del correo electrónico en forma de phishing o malware en ficheros adjuntos, así que es lógico que el segundo consejo que nos da Panda en su recopilatorio se dirija a esta herramienta. Y este no es otro que desconfiar de los mensajes que nos lleguen con alguna demanda, especialmente si ésta se refiere a entidades bancarias, y sobre todo si se nos pide hacer clic en algún enlace incluido en el mismo mensaje.

Pensad que simular la apariencia de un mensaje auténtico de nuestra entidad bancaria habitual es sumamente fácil, e incluso se pueden adquirir por Internet programas que permiten hacerlo a cualquier persona.

Si se nos reclama algo desde nuestra entidad, para verificar si la petición es auténtica solamente tendremos que abrir un navegador web y entrar manualmente la dirección del servicio bancario nosotros mismos. Así nos aseguraremos que el sitio que estamos visitando es legítimo.

También sería una buena idea que el antivirus estuviera configurado para escanear los mensajes de correo entrantes.

El resto de consejos de Panda Security son:

- Instalar tan pronto salgan publicadas las actualizaciones de los programas que tengamos instalados en nuestro ordenador, y no sólo las del sistema operativo; si no puede ser hecho inmediatamente, es interesante pasar cada cierto tiempo por la página web del fabricante de cada uno de los programas utilizados más a menudo para ver si se han colgado algunos nuevos parches de seguridad, descargarlos e instalarlos.

- Evitar descargar cualquier contenido desde sitios no fiables. Panda menciona explícitamente los sistemas P2P, pese a que muchos activistas de estas herramientas os dirán que si bien existen peligros, el índice de seguridad es lo mismo que para otros servicios de Internet. Particularmente, y por mi experiencia, sé que se pueden encontrar muchos peligros en estos sistemas, pero si se sabe buscar y se tiene cuenta, se esquivan rápidamente.

- Si os ofrecen pasaros un archivo en chats o grupos de noticies bajo CUALQUIER excusa, aunque sea una fotografía o un programa con la promesa de que os irá muy bien para una tarea determinada, no lo aceptéis. Se puede tratar de un programa espía o que convierta vuestra máquina en "esclava" de una red de bots.

- No facilitéis nunca ningún dato personal más de los que sean necesarios, una medida que tenéis que adoptar tanto en chats, grupos de discusión como en las pujantes redes sociales como son Facebook o MySpace. En el momento de rellenar vuestro perfil pensad si al visitante realmente le interesará saber en qué escuela habéis estudiado, en qué universidad habéis hecho la carrera o en qué empresas habéis trabajado. La suplantación de identidad, tanto en un sentido como en el otro, es una realidad.

- No compréis en Internet en páginas no seguras. Aseguraos siempre de que el comercio electrónico al que queréis adquirir un producto tiene todas las medidas de seguridad que se pueden pedir en estos casos y un sistema para qué os vuelvan el dinero en el caso de que no quedéis satisfechos con sus servicios. Consultar en foros y chats sobre la solvencia de este comercio en línea a otras internautas que hayan tenido tratos con ellos también es una buena idea.

- No utilicéis un ordenador compartido para hacer operaciones delicadas. Desde consultar el correo electrónico hasta transacciones bancarias online, utilizad siempre vuestro ordenador o una máquina segura, y nunca un ordenador a disposición del público como pueden ser los que encontraréis en hoteles o cibercafés. No sabéis si pueden contener spyware o programas espía instalados por terceros que roben vuestros nombres de usuario y contraseñas.

- Utilizad sistemas de control paterno. Con las vacaciones escolares, los niños tienen hoy por hoy todo el tiempo del mundo para usar los ordenadores y navegar por Internet. Es una buena iniciativa que, siempre que os sea posible, los acompañéis en esta navegación, pero si no pudiese ser así, utilizad alguno tipo de software que controle a qué páginas pueden acceder o no. Puede parecer una medida de censura, pero pensad que hay todo tipo de trampas destinadas a los más pequeños de la casa que los esperan en la red.

Recordad que todos estos consejos son válidos no solamente en estos meses de calor, vacaciones y playa, sino a lo largo de todo el año, pero es tal vez en esta época en la que todo se relaja (incluidos nuestros sentidos) en la que cabe destacarlos.



Por Guillem el mes de agosto del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio