Sistemas

La rebelión de las portátiles


La rebelión de las portátiles

Autor: Luis Yasser Vila

-----------------------------

Sony, Nokia, Virgen Play son compañías que se lanzan a la cruzada con el claro objetivo de destronar o, cuando menos, hacer temblar el poderío hegemónico de Nintendo y su legendario Game Boy.

Una pequeña historia

Todo comenzó en 1976 cuando Mattel comercializó las primeras máquinas electrónicas sin piezas mecánicas: Football, Missile Attack y Auto Race. Estos embriones portátiles contaban con una tecnología muy arcaica basada en LEDs y diodos de colores.

Para finales del año 1979, Milton Bradley lanzó la primera consola portátil de la historia: Microvision, diseñada por Jay Smith (creador de la Vectrex, primera consola casera con gráficos poligonales). La Micro con una pantalla LCD de 16 x 16 píxeles y sólo once juegos programados se vendió bien, pero pronto desapareció.

Para 1980, Nintendo, el gigante de Kyoto, lanzó sus exitosas Game & Watch, maquinillas desprovistas de un puerto para intercambiar cartuchos, por lo que cada unidad venía programada con un solo juego. El título más sonado de esta serie fue Donkey Kong, en el que aparecieron por primera vez el famoso gorila, Jumpman y Pauline (quienes posteriormente cambiarían su nombre por el de Mario y Peach).

Siete años más tarde, Epyx diseñó el hardware de la primera portátil capaz de desplegar colores: la Handy. Atari, muy interesada compró a Epyx los derechos del novedoso invento, así como el de todos los juegos programados. Sin embargo, no fue hasta 1989 tras algunos cambios, que Atari comercializó lo que llamó entonces Lynx, una consola técnicamente impresionante, pues disponía de atractivos efectos como deformaciones y zooms, características imposibles de reproducir en las consolas hogareñas de entonces. Otra de sus ventajas fue la pantalla retroiluminada que permitía jugar con total claridad en sitios oscuros.

Pero todo no era color de rosa. El peso y las despampanantes dimensiones dejaban mucho que decir sobre un sistema que supuestamente debía ser ligero. A esto debe sumarse que la retroiluminación consumía las seis pilas de manera muy acelerada. Por estas razones, Atari decide sacar una revisión llamada Lynx II. Esta versión gastaba menos baterías, contaba con una salida estéreo para auriculares y una reducción considerable de tamaño.

Como reza en el dicho "lo que no nace, no crece" de igual modo Lynx nunca logró obtener un verdadero éxito, debido a la escasa publicidad de Atari, los insignificantes juegos y la salida de Game boy y Game Gear.

El rotundo éxito de los Game & Watch a principios de los años ochenta y el reciente triunfo de NES, infundieron en Hiroshi Yamaushi (antiguo presidente de Nintendo) los deseos de crear un sistema portátil con cartuchos intercambiables capaz de brindar a los usuarios la libertad de jugar en cualquier sitio. Con esta idea Gumpei Yokoi, presidente de uno de los equipos de desarrollo de Nintendo, creó Game Boy, lanzado en Japón en 1989.

Técnicamente la pequeñita de Nintendo era bastante arcaica. Contaba con una CPU Z80 que corría a 4,19 MHz (este procesador se utilizaba en antiguas consolas de sobremesa como la Spectrum), una memoria RAM de 8 kilobytes, resolución de 160 x 144 píxeles y una gama de colores que sólo agrupaba cuatro tonos de gris. A pesar de sus gráficos deficientes, Game Boy supo imponerse dejando tras el telón de su triunfo a rivales tecnológicamente muy superiores como Game Gear y Lynx.

¿Cuál fue la clave del éxito? La respuesta es muy sencilla: los juegos. La mayoría por desconocimiento pensará que el lanzamiento de Game Boy estuvo acompañado por algún juego de Super Mario, sin embargo, la realidad fue bien distinta. Tras largas conversaciones con Alexei Pajitnov (creador del Tetris) Nintendo logró su objetivo: el adictivo y superconocido jueguito saldría junto a su portátil. Con esta decisión Nintendo se echó en un bolsillo a todos los tetrifanáticos del orbe lo que representó millones de seguidores. Para sellar esta victoria llegaron joyas como Mario Land, The Legend of Zelda: Link Awakening, Metroid y Castlevania, que junto a otros, consolidaron el catálogo de la portátil.

----------

Obtenga el informe completo descargando gratis la edición número 35 de MasterMagazine, accesible desde la barra lateral que se ve en esta pantalla.



Por Sistemas el mes de enero del 2005

Historias relacionadas

Volver al inicio