Sistemas

Abiword review


¿Necesitamos un procesador de textos liviano y funcional? Abiword es la respuesta: no existe un procesador de textos tan liviano que al mismo tiempo sea libre, muy funcional y compatible con varios formatos abiertos y no abiertos, como por ejemplo los documentos de Microsoft Word.

Abiword sólo toma un segundo en arrancar, su instalador pesa aproximadamente 5 MegaBytes para sistemas Windows, y 2.5 MB en sistemas GNU/Linux.

Al ser software libre, Abiword puede descargarse de forma gratuita, puede ser estudiado su código fuente y modificado para producir mejoras o adaptaciones particulares que a su vez pueden beneficiar a otras personas. Actualmente está disponible en varios lenguajes, incluso en en Aymara, originario de los pueblos que hoy en día habitan el país Boliviano y otros países limítrofes.

Entre sus características más sobresalientes, podemos destacar la corrección ortográfica automática o asistida: en el primer caso, las palabras escritas de forma errónea o no conocidas por el diccionario, serán subrayadas en rojo, pudiendo el usuario agregar nuevas palabras al diccionario presioando el botón derecho del mouse y seleccionando Añadir. En el segundo caso, desde el menú Herramientas podremos acceder al item "Comprobación de ortografía", veremos una ventana en al cual irán apareciendo las palabras en su contexto, una sugerencia de una lista de palabras ordenada buscando la más adecuada por la cual podría ser reemplazada, y botones a la derecha permitiendo "Añadir", "Ignorar", "ignorar todo", "Cambio", "Cambiar todos".

Si no sabemos qué hacer, podemos recurrir a la Ayuda... y este es un punto un tanto agrio: la misma se encuentra en Internet: cada vez que presionemos algún botón de ayuda, se abrirá un navegador web predeterminado apuntando al sitio oficial, no hay ayuda instalada en disco duro.

Desde ya, Abiword cuenta con todas las características standard que podrían esperarse de un producto de este tipo: permite previsualizar un documento antes de imprimir, deshacer cambios, organizar el texto rápidamente en columnas, hacer zoom, cambiar fácilmente el tipo de letra (tipografía), su familia y tamaño, activar negritas, cursiva o subrayado, utilizar párrafos con alineación izquierda, centrada, derecha o justificada, numerar con viñetas o puntos, aumentar sangría, resaltar, cambiar el color del texto, insertar saltos, números de página, campos, síbolos, cabeceras, pie de página, archivos, nota de pie, nota final, imágenes; y cambiar el formato de estos elementos.

Por si fuera poco, también posee herramientas como por ejemplo Contar Palabras, y admite la integración de Plugins o también llamados Complementos o Extensiones, e incluso soporta un sistema de scripts.

El formato nativo de abiword se guarda con extensión .abw y está basado en xml; también existe la extensión zabw, la cual reduce considerablemente el tamaño de los archivos; así y todo, podemos guardar en .doc, html, rtf, txt, pdf y otros, e incluso abrir documentos producidos en Microsoft Word. Posee un sistema de recuperación de fallos, y un autoguardado entre varias características, pero no se excede en el número de opciones, algo que es bienvenido por aquellos que no quieran perder el tiempo en configuraciones complejas.

Abiword es, de los editores de texto livianos, el más funcional que existe y por eso vale la pena probarlo.



Por Marcos el mes de diciembre del 2007

Historias relacionadas

Volver al inicio