Sistemas

Apple convierte el iPhone en una estación de trabajo con la versión 2.0 de su software


La compañía capitaneada por Steve Jobs quiere ir un paso más allá con su teléfono móvil iPhone, al que inicialmente lanzó cómo terminal informal y orientado más bien a un público, para pasar a ser una herramienta profesional con la actualización a la versión 2.0 de su software.

La apuesta de Apple se ve clara con solamente dos elementos: la compatibilidad con Exchange y el acceso a VPN's de Cisco. Son, en primer lugar, tecnologías y términos que quedan lejos del público final que más cerca estaba del iPhone desde el momento de su lanzamiento. Ambos son, además, objeto de deseo por parte de administradores de redes e infraestructuras tecnológicas de las empresas.

Exchange es el servidor de correo electrónico corporativo de la compañía de Redmond, muy utilizado en el ámbito empresarial y para el cual existen muchos productos que utilizan sus servicios o son, directamente, un clon. Especialmente buscada es la compatibilidad con Exchange en los servidores Linux corporativos cómo los que comercializan Novell o Red Hat, pero la falta de información proporcionada por Microsoft lastra los desarrollos, además de que las nuevas funcionalidades incluidas en las sucesivas nuevas versiones provocan que aquellos que programan productos clónicos tarden cierto tiempo en adaptarlas.

Además de correo electrónico, y en conjunción con Outlook, Exchange proporciona también servicios de calendario y citas que pueden cruzarse entre diversos usuarios.

Microsoft parece dispuesta a extender la compatibilidad con Exchange entre diferentes dispositivos y sistemas cómo forma de continuar ejerciendo el dominio en éste segmento concreto, aunque sea a costa de abrir sus en otra hora inaccesibles especificaciones técnicas. Buena prueba de ello es el anuncio de hace unas semanas conforme a que la multinacional norteamericana publicaría en su sitio web información técnica de varios de sus productos, entre ellos el servidor Exchange.

La segunda funcionalidad comentada, la posibilidad de conectarse a través de una VPN Cisco, nos permite que independientemente del sitio de la tierra en el que nos encontremos, si tenemos conexión a Internet, podemos acceder a la red local de nuestra empresa y utilizar sus recursos cómo impresoras o dispositivos de almacenamiento. Todo ello, naturalmente, protegido por sistemas criptográficos de manera que se crea un "túnel" protegido desde el iPhone a la LAN de destino.

Para rematar el tema, y después de analizar el recientemente anunciado SDK para iPhone -que se dio a conocer a la par que el software 2.0 para el teléfono-, Sun Microsystems ha dado a conocer su intención de crear una máquina virtual Java para el iPhone, lo que aumentará el número y variedad de aplicaciones que se podrán ejecutar en el teléfono de Apple. Pese a que inicialmente esta JVM se basará en el estándar JavaME (Micro Edition), Sun tiene intención de añadirle características de JavaSE (Standard Edition) y JavaFX (aplicaciones RIA) en cuanto le sea posible, por lo que veremos unas completas posibilidades de ejecución de aplicaciones Java en el iPhone.

Sin lugar a dudas nos encontramos ante un terminal con unas posibilidades enormes, con el que se ha considerado el mejor navegador web para dispositivos móviles del mercado. Con un corazón Unix que palpita bajo su interfaz gráfica multitáctil, su pueden adaptar gran numero de utilidades y aplicaciones para que funcionen sobre él.



Por Guillem el mes de marzo del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio